10% de los menores de edad tiene sobrepeso.

Por: Alberto Barrantes C. 30 octubre, 2014
La primera dama de la República, Mercedes Peñas, hizo un llamado a los gobiernos locales para que incidan de forma positiva en la alimentación de los niños
La primera dama de la República, Mercedes Peñas, hizo un llamado a los gobiernos locales para que incidan de forma positiva en la alimentación de los niños

Uno de cada diez niños entre 1 y 12 años tiene sobrepeso. La ministra de Salud, María Elena López, lanzó este jueves una política de atención para que escuelas, colegios, padres de familia y municipalidades ejecuten acciones para atender este problema de salud pública.

La primera línea de acción consiste en el fortalecimiento del primer nivel de atención y la lactancia materna.

"El niño no requiere la leche de vaca. La buena alimentación desde la primera infancia es fundamental", manifestó Jorge Luis Prosperi, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El otro tema que impulsa la política es el mejoramiento con respecto a la nutrición y el ejercicio físico en las escuelas para que los menores de edad se acostumbren a comer bien.

"No pretendemos que todos se hagan vegetarianos, sino que aprendan a comer saludable. Lo que uno aprende a comer de niño es un hábito que se va creando", dijo la ministra de Salud.

El doctor Prosperi también enfatizó en la importancia de generar políticas fiscales, de promoción y etiquetado de los alimentos saludables, para promover que el niño prefiera comida saludable antes que una hamburguesa.

"La promoción en función de la comida chatarra es muy fácil. Hay que atacar el problema de salud pública mediante la educación", dijo Prosperi.

Las autoridades de salud hicieron énfasis en que la obesidad es un problema que atañe múltiples sectores y destacaron la necesidad de desarrollar más vigilancia e investigación para demostrar los hábitos, causas y consecuencias de la obesidad en niños.

"Es importante poner sobre la mesa la problemática que abarca más del 10% de la población infantil. Estos hábitos son modificables. Es importante que le pongamos un interés en mejorar los hábitos de consumo por productos propios y mejorar nuestros hábitos de ejercicio. Hacemos el llamado a los gobiernos locales para que incidan de forma positiva en la alimentación de los niños", dijo la primera dama de la República, Mercedes Peñas.

La obesidad está asociada a factores de riesgo para la diabetes, enfermedades del sistema respiratorio y cardiovasculares.

"Entre mayor educación tenemos, hay una mejor conciencia de la importancia de comer bien", concluyó la ministra de Salud, María Elena López.