En los próximos días Salud espera tener controlada la situación y aplicar medidas preventivas para que no se vuelva a presentar.

Por: Steven Oviedo 2 julio, 2015

Redacción

El Ministerio de Salud le está haciendo frente a una plaga de mosquitos de marea (Aedes taeniorhynchus) en la cuenca baja del Tempisque, en el cantón de Nicoya.

Un tapaboca fue el único indicio que quedó en el sitio donde recogieron el cuerpo del hombre, que estaba flotando en el cauce del Tempisque, a su paso por Filadelfia. | CARLOS VARGAS.
Un tapaboca fue el único indicio que quedó en el sitio donde recogieron el cuerpo del hombre, que estaba flotando en el cauce del Tempisque, a su paso por Filadelfia. | CARLOS VARGAS.

Las picaduras de este tipo de mosquito son muy dolorosas y en los últimos días se han propagado mucho por esta zona del país.

"Ante la denuncia, enviamos una doctora a la zona y ella detectó que es ese tipo de mosquito. Se escogió un producto de uso de control biológico que no cause daño en la zona", explicó María Ethel Trejos, Encargada de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud.

Trejos explicó que para tratar de controlar la cantidad de mosquitos han tenido que fumigar esta parte del país y así poder minimizar las molestias de los vecinos de la localidad.

"Estos mosquitos podrían ser transmisores de enfermedades como la encefalitis. Su mordedura es muy molesta y hasta se hacían nubes de zancudos de la cantidad tan grande que había", agregó Trejos.

Salud está coordinando con el Ministerio del Ambiente y la Energía (MINAE) y con las organizaciones comunales para quitar la vegetación en la desembocadura del río, lo cual produce la generación de larvas y posteriormente los mosquitos de marea.

Etiquetado como: