Mujer se encuentra hospitalizada en el Monseñor Sanabria; aún se esperan resultados de estudios confirmatorios

Por: Ángela Ávalos 5 agosto, 2016

El Ministerio de Salud confirmó que estudia un caso sospechoso del síndrome neurológico Guillain-Barré asociado a la infección con el virus del Zika.

Se trata de una mujer del cantón de Garabito, en Puntarenas, a quien aún se le realizan pruebas para determinar si contrajo ese virus y si presenta el síndrome.

El jueves, Salud confirmó la primera enferma con Guillain-Barré en el país debido al contagio del zika: una adolescente de 14 años, también vecina de Jacó, en Garabito.

El ministro de Salud, Fernando Llorca Castro, dijo hace unos minutos que la paciente sospechosa está hospitalizada en el Monseñor Sanabria, en Puntarenas, donde todavía está en proceso de estudio.

El síndrome Guillain-Barré es uno de los riesgos asociados a la infección del virus del zika, transmitido por el zancudo Aedes aegypti. Este mismo insecto transmite los virus del dengue y chikunguña.

Ese trastorno neurológico produce una inflamación aguda de los nervios periféricos, principalmente motores.

Según el neurólogo del Hospital San Juan de Dios, Mauricio Sittenfeld, el síndrome se asocia a una debilidad progresiva que puede llegar a una parálisis completa.

"Esta enfermedad requiere una vigilancia estricta de la respiración porque (los pacientes) se pueden complicar desde ese punto de vista. Usualmente, después de un pico de la enfermedad viene la recuperación que llega a ser completa, sobre todo en personas jóvenes", dijo el neurólogo.

Hasta el día de hoy, el Ministerio de Salud no ha recibido reportes de la Caja sobre casos de microcefalia (cabeza más pequeña de lo normal) en bebés de mujeres que hayan contraido el virus durante el embarazo.

Para reducir ese riesgo, este viernes se comenzaron a distribuir los primeros paquetes con toldos y repelentes a 5.000 embarazadas de los 23 cantones con más casos de zika en el país; entre ellos, Garabito, Cañas, Abangares, La Cruz, Atenas, Puntarenas y Limón.

Esto fue posible gracias a la colaboración de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), dijo Llorca, pues la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), tras un análisis legal, concluyó que los repelentes no califican como medicamentos.

Llorca sostiene que el grupo prioritario para proteger son las embarazadas, sobre todo, las que están en su primer trimestre.

En total, se han registrado 351 enfermos de zika en el país en lo que va del año; 119 de los cuales son vecinos de Garabito.