Tribunal le da 7 días a centro médico para finalizar pruebas de compatibilidad

 25 octubre, 2015

La CCSS deberá tomar las previsiones necesarias para darle un nuevo hígado a Josué Hernández, un niño de cuatro años que necesita urgentemente de esa cirugía.

Así lo ordenó la Sala Constitucional, el 20 de octubre, al declarar con lugar un recurso de amparo interpuesto por Guisella Pérez y César Hernández, padres del menor, según lo dieron a conocer anoche los parientes en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la sentencia, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene un plazo de siete días para terminar las pruebas de compatibilidad hepática.

En caso de que las pruebas resulten positivas, deberá procederse con el trasplante. Sin embargo, el centro médico donde se hará la operación no está determinado, pues se debe realizar una evaluación de las condiciones del Hospital de Nacional de Niños, con el fin de confirmar que son las adecuadas.

Los magistrados pidieron además un plan remedial, en el cual se establezca una solución para atender los otros casos de menores que esperan un nuevo órgano.

“Esta es una lucha por nuestro hijo, porque no es justo que tenga que pagar por las irresponsabilidades de unos cuantos. Hay doble felicidad porque la Sala obliga a solucionar de una vez la situación de los demás niños en lista de espera”, manifestó Hernández.

Informes. La CCSS también deberá dar a la Sala Constitucional un informe de cómo se implementará a través del tiempo un programa de trasplantes en el país con donador vivo o cadavérico, con el objetivo de que se consolide un proyecto permanente.

El recurso de amparo declarado con lugar fue planteado el pasado 5 de octubre ante la falta de un programa que permita realizar los trasplantes.

Hace un año funciona la Unidad de Trasplantes en el Hospital Nacional de Niños. Son siete cubículos para siete pacientes. Es una unidad del primer mundo, según especialistas foráneos. Este hospital dice que aquí se podrían atender niños trasplantados de hígado. | GABRIELA TELLEZ
Hace un año funciona la Unidad de Trasplantes en el Hospital Nacional de Niños. Son siete cubículos para siete pacientes. Es una unidad del primer mundo, según especialistas foráneos. Este hospital dice que aquí se podrían atender niños trasplantados de hígado. | GABRIELA TELLEZ

El 25 de setiembre, Keysih, una niña de 2 años y medio, falleció a consecuencia de una infección mientras esperaba una intervención, eso luego de que en agosto la CCSS informara que al Hospital Nacional de Niños le tomaría alrededor de dos años tener capacidad para realizar por cuenta propia el procedimiento con donadores vivos.

Actualmente, son cuatro los menores que requieren de una operación de este tipo, según datos proporcionados por Olga Arguedas, directora interina del HNN, en agosto.

Génesis Romero Saldaña, una niña de Golfito, fue sometida en setiembre a un trasplante de hígado en Venezuela, esto luego de que la CCSS la enviara a ese país para el procedimiento.

La sentencia se da luego de que trascendiera roces entre personal del Hospital de Niños y del Centro de Trasplante Hepático y Cirugía Hepatobiliar del Hospital México, sobre el lugar más conveniente para la realización de este tipo de intervenciones.