Desconocidos promocionan dos clínicas, así como fármacos abortivos

Por: Daniela Cerdas E. 5 julio, 2015

Desconocidos que operan al amparo de páginas web ofrecen los servicios de una “ clínica” para abortos, así como pastillas para interrumpir el embarazo.

Las autoridades le siguen la pista a, por lo menos, cuatro de estos sitios de Internet, domiciliados en Costa Rica; sus responsables piden la confidencialidad como principal requisito.

La Fiscalía de San José investiga, desde hace dos semanas, el sitio Mujer y Salud que se promociona en la página web www.abortocr.com.

Según la escasa información que brindan en Internet, su objetivo es “ayudar a mujeres que viven un embarazo inesperado e informarles acerca de métodos abortivos ”. Mencionan la pastilla Cytotec que se utiliza para poner fin a la gestación.

Este sitio se ubica en San José centro y cuenta con un perfil de Facebook que promociona un “servicio seguro”.

La Nación llamó al número que se indicaba en la página, pero la mujer que atendió fue enfática en que no daría ningún dato.

Por su parte, el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) detectó otra supuesta clínica y dos páginas más que venden los mismos fármacos.

La primera se presenta como una “clínica” llamada Pro Mujer y asegura brindar servicios en medicina general, psicología, nutrición y ginecología. Así se promociona en la página de Internet www.quieroabortarcr.com.

No se sabe en qué lugar del país se ubican; solo ofrecen un número de teléfono para contactarlos y sacar una cita.

Además, muestran fotos de instalaciones que se asemejan más a una casa que a una clínica.

“Pro Mujer es una organización pensada en favor de las mujeres y su derecho a decidir acerca de su propia vida, con información veraz, profesional y confidencial”, dice el sitio.

Guillermo Araya, director del ICD, indicó que estas páginas se están investigando porque sus responsables podrían estar incurriendo en varios delitos.

El Código Penal impone cárcel de entre seis meses y diez años a los autores de un aborto.

Aquí solo se permite el aborto terapéutico (cuando la salud de la madre está en riesgo), pero no hay claridad sobre su aplicación.

Riesgos Los sitios en Internet que ofrecen ayuda para abortar omiten cualquier referencia a los riesgos asociados a esta práctica.

Para José Miguel Villalobos, director del Hospital Nacional de las Mujeres, tales procedimientos en clínicas clandestinas y en casas ponen en peligro la vida.

Señaló que muchas de las pacientes luego van a los servicios de emergencias por hemorragias e infecciones que no pueden controlar y que las pueden llevar a la muerte.

“El abordaje es difícil porque el 99,9% de las mujeres que llegan a emergencias tras practicarse un aborto no va a decir que lo hizo. Es por la experiencia del doctor que se detecta que se pudo practicar una interrupción del embarazo”, indicó .

Precisamente, es por ello que no existen estadísticas claras sobre este tema.

Villalobos indicó que del 2010 al 2014 en el Hospital de las Mujeres se atendió a tres pacientes sospechosas de haberse sometido a un aborto.

Las mujeres presentaban infecciones por la ingesta de medicamentos abortivos o utilización de instrumentos intravaginales que no se esterilizaron.

De hecho, las pastillas para efectuar un aborto casero son las que, aparentemente, buscan más las interesadas.

Ese es el criterio de Luis Campos, presidente de la asociación Opciones Heroicas, la cual trabaja con mujeres que quieren abortar para convencerlas de lo contrario.

Según él, la mayoría de embarazadas admiten que pensaron en usar las pastillas. Uno de los sitios web ubicados en Costa Rica ofrece estos fármacos a precios que van de ¢60.000 a ¢160.000. Las entregas se hacen en todo el país.

Según datos de la Fiscalía, solo se ha condenado por aborto a una persona. El caso ocurrió en el 2013 en Golfito.

Esto a pesar de que, entre el 2012 y el 2013, ingresaron 47 denuncias por aborto con consentimiento o sin él; siete por aborto culposo, siete por aborto procurado y diez por tentativa.

Etiquetado como: