48 doctores se inscribieron en concurso para obtener plazas

Por: Ángela Ávalos 26 enero, 2015

En el 2010, decenas de residentes realizaron una huelga en contra de la CCSS. Posteriormente, se estableció el actual contrato de retribución que les pide trabajar un tiempo para la institución. | ARCHIVO
En el 2010, decenas de residentes realizaron una huelga en contra de la CCSS. Posteriormente, se estableció el actual contrato de retribución que les pide trabajar un tiempo para la institución. | ARCHIVO

La rifa de plazas para el servicio social obligatorio de médicos especialistas, que se inicia este lunes, ha estado precedida por el choque entre residentes, Caja, Ministerio de Salud y hasta la Presidencia de la República .

A partir de hoy y hasta el próximo viernes, está programado que se distribuyan las plazas de hospital para varias de las especialidades.

El sorteo empieza con 10 categorías, entre ellas patología, cirugía general, cardiología y medicina interna.

Según datos del Ministerio de Salud, 48 doctores se inscribieron en el sorteo que les asignará un puesto en un centro médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para cumplir el año de servicio social.

Esta es la primera vez que se le exige este requisito a los nuevos médicos especialistas. Así lo estableció una reforma a la Ley de Servicio Social Obligatorio, publicada en noviembre.

Los médicos lo deben cumplir si quieren ser inscritos en el Colegio de Médicos y Cirujanos como profesionales autorizados para ejercer su especialidad.

Además de este año de servicio social, estos médicos especialistas deben cumplir otros tres periodos de servicio con la Caja de Seguro Social, como parte de un contrato de retribución que firmaron antes de iniciar su formación como residentes (estudiantes de especialidad).

Lío tras lío. La primera camada de nuevos especialistas de la CCSS en este 2015 es de unos 100 profesionales. Ellos egresan este mes, pero muchos ni siquiera pudieron inscribirse en este primer sorteo de puestos.

Entre las causas de que buena parte no haya podido concursar está el choque de fechas: una proporción importante de estos médicos terminará su formación el 31 de enero.

Esto les impidió cumplir con el papeleo para participar en la rifa, cuya inscripción se cerró el 19 de este mes.

Para acabar de complicar el escenario, la gran mayoría tiene encima el inicio de la vigencia del contrato de retribución, que comenzaría a correr este 1.º de febrero.

La Caja ha sostenido que suspenderá, temporalmente, la ejecución del contrato para dar tiempo a los especialistas de que realicen el servicio social.

El presidente de la Unión Médica, Edwin Solano, manifestó su oposición a la forma como se ha manejado el tema.

El sindicato está molesto con la orden de la Presidencia de eliminar la directriz del Ministerio de Salud que habría permitido a los profesionales iniciar su contrato de retribución con la Caja sin cumplir con el servicio social obligatorio.

Solano no descarta medidas de protesta.