Fiesta de puertas abiertas tomó ayer jardines del centro médico, en San José

Por: Ángela Ávalos 25 mayo, 2014

Además de su casa en Llorente de Tibás, Jeannette Pérez Avendaño tiene un segundo hogar: el Hospital Nacional de Niños (HNN).

Su mamá Francisca Avendaño cuenta que ahí fue donde le salvaron la vida a su hija, hoy de 25 años.

“Nació en la Carit –actual Hospital Nacional de las Mujeres– y la trasladaron inmediatamente para el de Niños porque tenía mielomeningocele (un tipo de espina bífida) e hidrocefalia. El médico de la Carit me dijo que iba a quedar como un vegetal. A los 10 días de nacida, ya la habían operado dos veces”, contó.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

El pronóstico no se cumplió y ayer Jeannette celebró el medio siglo del Hospital de Niños tocando el violín como una más de la orquesta de ese centro médico.

Las puertas del hospital abrieron por primera vez el 24 de mayo de 1964. Fue un proyecto de todos los costarricenses, hecho realidad bajo la guía de Carlos Sáenz Herrera.

En sus inicios, el HNN tenía una cobertura de 400.000 niños y adolescentes. En la actualidad, esa población ronda el millón y medio.

Toda esta semana fue para celebrar, con eventos sobre investigación médica, atención en salud y, por supuesto, coloridas fiestas en las que los principales protagonistas fueron los niños.

El gran cierre fue ayer, con los jardines convertidos en un inmenso salón con queque, música y payasos. Y Jeannette, y su violín.