Pide garantías de que no correrá ningún riesgo en trabajo en el Hospital de Niños

Por: Ángela Ávalos 7 agosto, 2014

Alrededor de 500 niños nacen al año con alguna malformación cardíaca. De ellos, a un 30% habrá que corregirle el problema con cirugía en el primer año de vida (Foto ilustrativa). | ARCHIVO
Alrededor de 500 niños nacen al año con alguna malformación cardíaca. De ellos, a un 30% habrá que corregirle el problema con cirugía en el primer año de vida (Foto ilustrativa). | ARCHIVO

La organización médica internacional Heart Trust le puso condiciones al Hospital Nacional de Niños (HNN) para regresar al país a realizar una nueva evaluación a la Unidad Cardíaca de ese centro pediátrico.

Heart Trust, que hace misiones médicas en todo el mundo, no quiere que sus especialistas corran ningún tipo de riesgo aquí, informó el director a.í. del Hospital Nacional de Niños, Orlando Urroz Torres, quien viajó a Estados Unidos para solicitar, personalmente, el regreso de una nueva delegación.

Los riesgos a los que hace referencia esta organización tienen que ver con una eventual responsabilidad jurídica, en caso de alguna complicación con pacientes, explicó Urroz.

A criterio de esa organización, dijo Urroz, los problemas detectados en la Unidad Cardíaca del hospital podrían poner en riesgo a los integrantes de una eventual misión médica.

En los últimos años, Heart Trust ha realizado cuatro estudios en la Unidad Cardíaca. Estos y otros informes advierten sobre fallas en el manejo quirúrgico de los pacientes, y sobre problemas en el clima organizacional del servicio .

Debido a la crisis en la Unidad , ocasionada por altas tasas de mortalidad, la organización estadounidense manifestó su intención de no volver a cooperar con el hospital.

Emisario. Orlando Urroz viajó a Estados Unidos, el mes anterior, para convencer a las autoridades de esa entidad de que vuelvan al país a hacer una nueva evaluación.

Urroz se reunió con Shereen Abdel-Meguid, presidenta de Heart Trust, por más de una hora.

“Me comprometí a crear la plataforma para que ellos puedan venir en enero”, expresó Urroz.

Esa plataforma incluye la posibilidad de que representantes de esa organización puedan reunirse con las autoridades nacionales de Salud, en algún momento, de lo que queda de este año.

Según Urroz, la colaboración de Heart Trust ha sido muy importante para la medición de la calidad del servicio en la Unidad Cardíaca.

Los resultados del informe de la última misión encontraron fallas en la priorización de pacientes. Según mencionan los especialistas, los médicos de la Unidad Cardíaca escogían al azar a los pacientes para operar.

En su viaje a Estados Unidos, Urroz llevó una carta, firmada por María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y por María Elena López, ministra de Salud.

Desde el 2011, el llamado Grupo Dallas llamó la atención por las altas tasas de mortalidad: 31% en comparación con tasas del 3% y 4% en unidades similares de otras partes del mundo.

En mayo, la Unidad Cardíaca del Hospital Nacional de Niños reportó tasas de mortalidad del 7,3%.

Esas cifras, sin embargo, se están revisando.

El hospital y la Gerencia Médica de la Caja de Seguro están trabajando para uniformar los sistemas de registro.