Por: Ángela Ávalos 8 junio
El nuevo jerarca de la Caja Fernando Llorca dijo este jueves que su papel será mejorar canales de comunicación entre Gobierno y Junta Directiva.
El nuevo jerarca de la Caja Fernando Llorca dijo este jueves que su papel será mejorar canales de comunicación entre Gobierno y Junta Directiva.

El nuevo jerarca de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Fernando Llorca, aseguró este jueves que el tema del aumento de un punto porcentual en la cuota obrera del régimen de Invalidez Vejez y Muerte, debería ser discutido en la mesa de diálogo, pese a que reconoció que la decisión tomada por la Junta Directiva es irreversible.

En su primera conferencia como presidente ejecutivo, el anterior ministro de Salud afirmó que su papel al frente de la Caja será (como lo indicó el presidente Luis Guillermo Solís) para mejorar los canales de comunicación entre el Gobierno y la Junta Directiva de la Caja, pero no dio claridad sobre las medidas concretas que tomará en razón del tema del incremento a la cuota obrera, punto que habría sido el detonante para la salida de María del Rocío Sáenz.

"El señor presidente es profundamente respetuoso de la autonomía de la Caja, si se ha efectuado este cambio en la presidencia, lo que se busca es mejorar los canales entre el Ejecutivo y su representación en la Junta Directiva. El tema de 1% (sic). El Poder Ejecutivo es claro que estos temas deben analizarse en la mesa de diálogo que ya está trabajando y que evidentemente no solo este tema sino muchos otros más, para ser capaces de resolver los distintos ajustes que probablemente el régimen de pensiones requiera de cara al futuro y a largo plazo", afirmó Llorca.

A pesar de que los periodistas le preguntaron en reiteradas ocasiones sobre la intención de llevar a discusión el alza del punto porcentual, Llorca solo reiteró que es una decisión tomada.

"Consideramos que fue una medida que se tomó con sustento técnico, pero que quizás conocemos y sabemos que hay una gran cantidad de medidas que también se han recomendado con sustento técnico y que deben ser valoradas en la mesa de diálogo.

"Nosotros no venimos con una propuesta de efectuar modificaciones concretas en una dirección y en otra, más que enfatizar la importancia de la mesa de diálogo, siempre con sustento técnico y evaluar estas decisiones", dijo.

El presidente ejecutivo agregó que tienen claro que el Gobierno no puede revertir ninguna decisión de la Junta Directiva, pero que sí puede traer a discusión temas para que la junta tome decisiones.

El exjerarca de Salud también insistió en que la salida de Sáenz no obedeció a presiones sindicales y aseguró que la huelga anunciada por los sindicatos de salud para finales de junio no se justifica.

Asimismo, sostuvo que no pedirán la renuncia de ninguno de los representantes del Estado en la Junta Directiva, ni pedir a los sectores que replanteen su participación en ese foro.

Etiquetado como: