Asalariados han emitido 122.530 órdenes digitales utilizando nuevo procedimiento

Por: Ángela Ávalos 1 febrero

La desaparición de la orden patronal de papel y su reemplazo por una digital triplicó el uso de la oficina virtual del Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere), de la Caja, que pasó de un promedio de 60.000 usuarios mensuales en diciembre a más de 168.000 en enero.

La información la confirmó el director del Sicere, Luis Rivera Cordero, quien dijo que, hasta la fecha, los trabajadores que han ingresado y se han registrado para el uso del documento digital han emitido 122.530 órdenes patronales.

¿Cómo tener la clave para orden digital?
¿Cómo tener la clave para orden digital?

Estos trámites, explicó, se realizan generalmente para cumplir con requisitos ante otras instituciones, como el sistema bancario nacional.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) decidió eliminar el uso de ese documento en papel como requisito para acudir a los servicios de salud, en aras de facilitar la atención a los asegurados.

El anuncio lo hizo en noviembre y la medida se comenzó a ejecutar el 1°. de enero.

Desde entonces, los asegurados solo tienen que presentar carné y cédula o el documento de identificación, en caso de ser extranjeros.

"En términos generales, el cambio ha muy positivo. Si bien es cierto la orden patronal ya no se necesita para recibir atención médica en la Caja, ha habido una importante demanda por parte de los asalariados de disponer de la digital. Uno lo que piensa es que no solo quieren conocer su situación de reporte ante la institución, si no que la usan como documento ante entidades financiamiento", dijo Rivera.

Para tener acceso al documento digital, cada trabajador debe registrarse en la oficina virtual del Sicere, siguiendo un procedimiento que le permitirá tener acceso a una clave o código por medio del cual podrá tener revisar digitalmente los datos sobre cotizaciones.

Gran parte de las consultas que el Sicere ha recibido en estas primeras semanas, tiene que ver con dificultades para el autorregistro; sobre todo, dudas sobre cómo hacer el procedimiento.

"Ha habido una respuesta positiva de las unidades de  salud, pues la Caja ha dispuesto de herramientas para facilitarles la consulta de los derechos de los asegurados". Luis Rivera, director de Sicere.

Aunque es un cambio que ya se venía gestando desde meses atrás, Rivera dijo que antes de que finalice el primer semestre del año la oficina virtual sufrirá varias transformaciones para simplificar los trámites a los asegurados.

"En las próximas semanas va a salir una nueva versión más amigable y práctica para que el usuario la pueda atender. Es un asunto que no tiene relación directa con lo de la orden patronal, pero que la incluye", adelantó Rivera.

Esos cambios incluirían más herramientas de ayuda; entre ellas, algunas para las personas con discapacidad.

En estas primeras semanas, hospitales como el San Juan de Dios reportaron algunas dificultades.

Este edificio de la CCSS fue delineado por los arquitectos Carlos Vinocour y Rafael Sotela.
Este edificio de la CCSS fue delineado por los arquitectos Carlos Vinocour y Rafael Sotela.

En este hospital josefino, tuvieron que hacer un llamado a los asegurados para que recuerden presentarse a sus citas con los especialistas de consulta externa llevando carné y cédula.

Según la oficina de prensa de ese hospital, un promedio de 20 pacientes diarios se presentaron a sus citas sin documentos de identificación, lo cual puso en riesgo la programación de su consulta.

También algunos extranjeros han manifestado que se les está solicitando registrar un correo electrónico.

Rivera explicó que con la población foránea la CCSS aún tiene algunas dificultades por no tiene acceso a la base de datos de Migración para corroborar identidades.

"Lo que les hemos es que deben apersonarse a las oficinas centrales de la Caja, en San José, o a alguna de las sucursales, para realizar el trámite de inscripcipon. Con los nacionales sí tenemos ligadas las bases de datos con el Tribunal Supremo de Elecciones, lo cual nos permite validar la identidad.

"Pero con los extranjeros no tenemos una base de datos, por lo que requerimos que se presenten personalmente. Ellos tienen que llenar un formulario donde se verifica la identidad, y se le pide una dirección de correo para que se le envíe la información", explicó Rivera.