Instituto y Caja ven si equipo ayudaría a sacar las listas de espera de hospitales

Por: Ángela Ávalos 30 marzo, 2015

¿Qué hace un mamógrafo en un hospital especializado en atender víctimas de accidentes de tránsito y laborales? Absolutamente nada.

Esto es lo que le ha ocurrido al equipo de mamografía, de más de ¢101 millones, que se compró para el Hospital del Trauma (HDT).

Ese mamógrafo no se ha usado desde que se inauguró ese centro médico, hace más de un año, por una razón: el hospital del Instituto Nacional de Seguros (INS) no ve enfermos de cáncer y ese aparato está diseñado para detectar tumores y lesiones cancerosas en las mamas.

¿Por qué se invirtió dinero en un aparato de estos para un hospital que no lo iba a usar?

Las actuales autoridades del INS explicaron, por solicitud de este medio, que no les ha sido posible “determinar las razones por las cuales los administradores a cargo del proyecto en su momento, decidieron proceder con la compra del equipo”.

Esta compra, como otras más, están en investigación en la Contraloría General de la República y en la Auditoría Interna del HDT, confirmó el gerente general de este centro, Luis Fernando Campos Montes.

El funcionario especificó que se trata de inversiones que “se desviaron del proyecto inicial”.

Este mamógrafo costó más de ¢101 millones al INS. Está instalado en el Hospital del Trauma. | JOSÉ DÍAZ
Este mamógrafo costó más de ¢101 millones al INS. Está instalado en el Hospital del Trauma. | JOSÉ DÍAZ

Críticas. El Hospital del Trauma ha enfrentado una serie de cuestionamientos en los últimos meses; entre ellos, por la detección de equipos y espacios ociosos , y la falta de planificación y sistemas de control.

Su operación le costó al INS más de ¢42.000 millones. De ese monto, la inversión correspondiente a equipos médicos superó los ¢6.000 millones.

De acuerdo con información suministrada por el propio ente asegurador, se están revisando las opciones de uso que se le puedan dar a este equipo.

Entre ellas, que se utilice como parte de la cartera de servicios de salud del HDT como proveedor de servicios auxiliares del Instituto.

Al mismo tiempo, la entidad evalúa la posibilidad de alcanzar un convenio con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para utilizar el mamógrafo en la atención de pacientes que están en listas de espera en sus hospitales y clínicas .

Si prospera esta última iniciativa, la intención es que el Hospital del Trauma haga los exámenes y transfiera las imágenes a cada hospital de la Caja para que ahí se interpreten los resultados y se los remitan a cada paciente.

Campos confirmó que ya se le hizo este ofrecimiento a la presidencia ejecutiva de la Caja.

Sería, dijo Campos, un servicio gratuito para ser usado en hospitales con mujeres en espera de hacerse el diagnóstico.

Una comisión interinstitucional sería la encargada de analizar las diferentes oportunidades de colaboración entre el INS y la CCSS , manifestó el gerente del centro hospitalario.

El Hospital del Trauma fue inaugurado en diciembre de 2013, y no fue sino hasta principios de este mes que logró asumir la totalidad de las cirugías que el Instituto de Seguros les compraba a centros privados.

Se estima que este hospital atenderá unos 11.000 casos quirúrgicos este año.