Senasa realiza capturas de estos mamíferos en la zona

Por: Patricia Recio 29 julio, 2014

Los análisis realizados al perro del niño que murió el pasado 17 de julio a causa de rabia en Osa, revelaron que la mascota también falleció por la misma enfermedad, la cual habría sido transmitida por vampiros.

Según Alexis Sandí, subdirector del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), aún faltan por confirmar los resultados de otro juego de muestras que fueron enviadas a Estados Unidos. Sin embargo, Sandí asegura que, basados en las muestras realizadas aquí y en la experiencia sobre este virus, es muy probable que el agente transmisor fuera un murciélago vampiro y no una ardilla como se creyó al principio.

"Nuestra experiencia es que el virus está en poblaciones de murciélagos, con un tipo de rabia que se conoce como rabia silvestre. La muestra de la ardilla dio negativa; las del murciélago que capturamos, la del niño y la del perro dieron positivas. Falta confirmar la secuencia del virus", explicó el subdirector del Senasa.

Aquí vivía el menor que murió víctima del virus de la rabia. La casa está en Tinoco, en Palmar Norte. En este lugar, Salud y Senasa desarrollan un intenso operativo de vigilancia y vacunación. | ALFONSO QUESADA PARA LN
Aquí vivía el menor que murió víctima del virus de la rabia. La casa está en Tinoco, en Palmar Norte. En este lugar, Salud y Senasa desarrollan un intenso operativo de vigilancia y vacunación. | ALFONSO QUESADA PARA LN

Según Sandí, la rabia es transmitida generalmente por la saliva del vampiro, que muerde a humanos y animales.

También podría darse por el contacto de mucosa contaminada con una herida abierta, pero esto es muy poco frecuente, según explicó. El especialista descarta el contagio por contacto con heces de vampiro.

En este caso, el Senasa cree que uno de los dos fallecidos (el perro o el niño), o ambos, pudieron haber estado expuestos a este tipo de vector. De acuerdo con Sandí, los murciélagos vampiro (hematófagos, pues se alimentan con sangre) son muy comunes en la zona.

En esa comunidad, el Senasa vacunó a 137 perros, 15 gatos, 375 bovinos y 63 equinos. También capacitó al personal de hospitales y área de salud de la zona, y a los vecinos para que conozcan más sobre esta enfermedad.

Además, informó el Senasa, se capturaron vampiros para bajar la población existente en la región de este mamífero volador.

Etiquetado como: