Mujeres deben buscar recursos para trasladarse hasta 100 kilómetros con recién nacidos en brazos

Por: Patricia Recio 14 julio, 2015

Las mujeres de Upala y Nicoya que sean trasladadas hasta el Hospital de Liberia para dar a luz, deberán ser llevadas de vuelta a sus casas cuando sean egresadas.

La Defensoría de los Habitantes informó de que esta medida se tomó tras evidenciar que ante la falta de especialistas y en casos específicos, las embarazadas eran trasladadas a Liberia y una vez que se les daba la salida tenían que buscar los medios para regresar a sus casas con los recién nacidos en brazos, muchas veces sin los medios económicos para hacerlo, pues las distancias que deben recorrer son de entre 80 y 100 kilómetros.

La dirección del centro médico se comprometió a coordinar con las autoridades de los hospitales de Nicoya y Upala, para que cuando se dé la salida a las pacientes se envíe el respectivo medio de transporte para retornarlas a su lugar de procedencia.

El hospital debe coordinar con los centros de salud de Nicoya y Upala para que envíen el transporte para las mujeres cuando son egresadas.
El hospital debe coordinar con los centros de salud de Nicoya y Upala para que envíen el transporte para las mujeres cuando son egresadas.

En su investigación, la Defensoría además verificó que el hospital liberiano tiene suficiente disposición de espacio y camas.

Además se garantiza el derecho al acompañamiento antes, durante y después del parto.

Según datos del centro médico, al año se atiende alrededor de 3.900 partos.

Etiquetado como: