Implante contiene hormona que previene la ovulación, tiene una efectividad de 99,9% y evita embarazos hasta por tres años

Por: Ángela Ávalos 27 julio
El implante que utilizará la CCSS es similar a este. También estará disponible en todos los centros públicos del país pero de forma paulatina, de aquí al 2020.
El implante que utilizará la CCSS es similar a este. También estará disponible en todos los centros públicos del país pero de forma paulatina, de aquí al 2020.

Las mujeres adolescentes activas sexualmente tendrán acceso en la Caja a un nuevo anticonceptivo que se coloca bajo la piel, el cual les ayudará a evitar los embarazos hasta por tres años.

El producto es un implante subdérmico con etonogestrel, una hormona que evita la ovulación y que, según registros, tiene un 99,9% de efectividad en evitar el embarazo. Ya fue incluido en la Lista Oficial de Medicamentos, anunció este jueves la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Bajo la piel
Bajo la piel

La primera compra de 4.000 implantes ingresará al país en los próximos dos meses. Esa cantidad se irá ajustando según la demanda en los diferentes servicios de salud.

De los 14.000 embarazos adolescentes al año, 500 se producen en niñas menores de 15 años, informó la Caja en el 2015. Según esa institución, en el país hay 800.000 personas adolescentes.

Del total de partos, un 17% se produce en esta población que, según las clasificaciones internacionales, comprende a las personas entre los diez y los 20 años.

Ericka Solano Delgado, funcionaria del Área de Atención Integral a las Personas de la CCSS, confirmó que esta es la primera vez, en al menos diez años, que la institución incluye un producto nuevo en su oferta de anticonceptivos.

"Es parte de un proceso de fortalecimiento y ampliación de la oferta anticonceptiva. La institución tiene gestágenos orales (pastillas), dispositivos intrauterinos (DIU), anticonceptivos inyectables y esterilización quirúrgica (salpingectomía para las mujeres, y vasectomía para los hombres).

La madre biológica había dicho que no deseaba quedarse con la bebé.
La madre biológica había dicho que no deseaba quedarse con la bebé.

La edad

"A la población que le queremos dar más énfasis con este nuevo producto es a las adolescentes, para bajar los embarazos. Cuando revisamos qué teníamos para esa población en nuestra oferta anticonceptiva, vimos que no había nada. Buscamos para ellas un método de larga duración, de alta efectividad y que le permita el uso con facilidad", explicó Solano.

Las jóvenes que podrán tener acceso a esta hormona son todas aquellas adolescentes sexualmente activas hasta los 20 años.

Quienes tengan más de esa edad, pueden solicitar otras líneas de anticonceptivos, entre ellas el dispositivo intrauterino (DIU), que la Caja quiere promover más entre la población.

Por ahora, este método solo está disponible para las jóvenes en los servicios de salud de la región Brunca (Pérez Zeledón, Ciudad Neily, Golfito, entre otros); La Cruz, en Guanacaste, y la región Atlántica (provincia de Limón).

Estas tres regiones forman parte del Proyecto de Salud Mesoamérica, iniciativa que busca reducir el embarazo en la adolescencia en esas comunidades.

En La Cruz (y el cantón de Los Chiles), ya se han colocado con éxito 400 de estos implantes.

Según datos de la Caja, alrededor de 3.000 nacimientos anuales se producen en esas zonas del país, lo que equivale a un 21% del total de nacimientos en mamás adolescentes a nivel nacional.

Para final de año, las jóvenes que vivan en la región Pacífico Central (provincia de Puntarenas) también tendrán acceso a la hormona.

Los servicios de salud del resto del país la irán incluyendo paulatinamente de aquí al 2020, pues la introducción del nuevo anticonceptivo implica un proceso de capacitación interna para todo el personal de salud que se vea involucrado.

Esa capacitación abarca, explicó Solano, la sensibilización sobre el abordaje del adolescente, la consejería y el asesoramiento en métodos anticonceptivos, y la revisión con los ginecólogos de todos los métodos disponibles en la Caja, incluido el DIU.

Para aprender a colocar el nuevo dispositivo, se realizará una capacitación específica utilizando modelos anatómicos con médicos y enfermeras obstetras.

Las muchachas que quieran tener acceso al implante subdérmico, pueden acudir al Ebáis de su comunidad y solicitarlo al médico tratante.

No necesita para esto autorización de sus padres, aclaró Solano. Eso sí, debe pasar antes por un proceso de consejería que le permitirá decidir cuál es el método para prevenir embarazos que considera más efectivo.

Etiquetado como: