Centro médico debe realizar mejoras en equipos e infraestructura

Por: Patricia Recio 26 noviembre, 2015

El Ministerio de Salud giró una orden sanitaria en contra del servicio de nutrición del Hospital San Juan de Dios, por el mal estado de la planta física y los equipos.

Las únicas pacientes que confirmaron sufrir problemas con el paclitaxel reciben sesiones de quimioterapia en el Hospital San Juan de Dios, en San José. | ARCHIVO
Las únicas pacientes que confirmaron sufrir problemas con el paclitaxel reciben sesiones de quimioterapia en el Hospital San Juan de Dios, en San José. | ARCHIVO

El documento exige una serie de mejoras, que incluyen nuevos implementos de cocina, y mejoras en infraestructura que garanticen que el servicio opere en condiciones óptimas.

La viceministra de Salud, María Esther Anchía, explicó que la orden se giró luego de que los trabajadores presentara una denuncia por inconsistencias en el servicio, tras la cual se realizó una inspección en la que se constataron los problemas.

Anchía indicó que pudieron observar deficiencias como cielo raso y pinturas en mal estado, sistemas de vapor que no funcionan bien y extractores de grasa dañados.

Además, las condiciones de salud ocupacional generan riesgo para los funcionarios

La viceministra dijo que algunas de estas mejoras deben realizarse en un plazo de 10 días hábiles.

Por su parte el subdirector del centro médico, Mario Arias, explicó que esta medida oficializa la necesidad "urgente" de que el San Juan cuente con una torre quirúrgica para descongestionar el área de servicio.

En la inspección se encontraron problemas en el cielo raso y extractores de grasa.
En la inspección se encontraron problemas en el cielo raso y extractores de grasa.

"Si no cumplimos con esa orden sanitaria el Ministerio tiene la potestad de cerrarnos el servicio, eso implicaría casi un cierre del hospital, porque no hay una empresa que tenga la capacidad de otorgar hasta 1.000 raciones en varios tiempos durante los siete días de la semana, además son dietas especiales", sostuvo Arias.

El subdirector añadió que el plan de la cocina ya se ha planteado pero lo que falta es presupuesto.

El costo del proyecto de remodelación para el área de nutrición es de ¢2.200 millones, de los cuales ¢1.200 corresponden a infraestructura y ¢1.000 a equipamiento.

Hace una semana, los trabajadores del área de nutrición realizaron una huelga como protesta por las malas condiciones del servicio y los equipos.

El movimiento ocasionó que el centro médico debiera comprar los almuerzos y cenas para más de 600 pacientes, por un monto de ¢3 millones.