5 mayo, 2014

El próximo miércoles 7 de mayo se reanudará el programa de trasplantes renales en el Hospital Calderón Guardia, suspendido desde el 1.° de marzo.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) informó de que desde ese día se efectuarán los trasplantes de riñón programados y de emergencia, se retomará la clasificación de posibles pacientes y se trasladarán los casos de trasplantes de hígado al Hospital México.

La institución agregó que ya se tienen evaluados ocho pacientes para que reciban los nuevos órganos cuando reinicie el programa.

La paralización de estas cirugías se debe a la falta de recursos para la atención adecuada de pacientes, según denunciaron varios médicos y asegurados hace unas semanas.

Mario Sánchez, coordinador de trasplantes de órganos abdominales en el Calderón, manifestó, en una oportunidad, que era “irresponsable seguir así”. Según él, hacía falta presupuesto y había que renovar y comprar equipos.

El cirujano insistió en velar por la seguridad del paciente y urgió la necesidad de reunir al personal en una unidad de trasplantes, como la que existe en el Hospital México.

Versión oficial. Mediante un comunicado de prensa, la Caja aseguró que se están realizando esfuerzos para proveer de más equipo e insumos al programa de trasplantes de este hospital josefino.

María Eugenia Villalta, gerente-médica de la CCSS, aclaró que el problema no nace de la falta de dinero, puesto que se tienen presupuestados ¢515 millones para financiar y fortalecer ese programa.

Actualmente, asegura la Caja, se están elaborando los estudios de oferta y demanda para determinar las necesidades reales de infraestructura y equipo.

El viernes pasado, un grupo de 14 pacientes del Calderón Guardia –quienes esperan hígados, pulmones, páncreas y un corazón– exigieron a la Caja resolver la crisis que tiene suspendidas las cirugías.

Además de la paralización del programa, personal del Calderón ha sido relacionado en el último año con el delito de tráfico de órganos. Aparentemente, ciertos funcionarios del Calderón hacían estas cirugías en centros privados.