Pruebas confirman que virus contagió y afectó a diez niños, entre 2016 y 2017; Salud utiliza nueva prueba para detectar infección

Por: Ángela Ávalos Hace 6 días

139 bebés que han nacido entre el 2016 y lo que va del 2017 están bajo amenaza de padecer microcefalia, ceguera o sordera por complicaciones asociadas al contagio del virus del Zika que sufrieron sus madres durante el embarazo.

Esa es la cantidad de recién nacidos registrada por el Ministerio de Salud como "casos sospechosos" de microcefalia y síndrome congénito asociado a zika.

Indira Narváez Ortega, de 19 años, tenía cinco meses de embarazo en junio. Entonces, era una de las mujeres a las que la CCSS y Salud daba seguimiento en Cristo Rey de Herradura, Garabito, por zika. ALBERT MARÍN
Indira Narváez Ortega, de 19 años, tenía cinco meses de embarazo en junio. Entonces, era una de las mujeres a las que la CCSS y Salud daba seguimiento en Cristo Rey de Herradura, Garabito, por zika. ALBERT MARÍN

A la fecha, solo a diez menores se les ha confirmado no solo la presencia del virus en el organismo sino alguna complicación asociada; principalmente, microcefalia (cabeza más pequeña del tamaño normal).

La microcefalia está vinculada a dificultades físicas e intelectuales en el desarrollo del niño.

De esos diez confirmados, siete recibieron los resultados este año.Hay, además, nueve casos probables.

Daniel Salas Peraza, director de Vigilancia de la Salud, en el Ministerio de Salud, explicó que todos estos casos (probables y sospechosos) se clasifican así porque no se ha logrado comprobar con un examen de laboratorio todos los datos que se necesitan, aunque por los síntomas son sugerentes de zika.

“De esos hay 9 (probables), estamos muy cerca de confirmarlos. Todavía hay 139 sospechosos acumulados en estos dos años. Es una bolsa de sospechosos que representa un riesgo, porque seguirán apareciendo casos.

"No todos se logran clasificar, justamente a partir de esto tenemos que pensar en que la cantidad que los síndromes congénitos puede ser mayor a lo que se está confirmando y tenemos que estar alerta", advirtió Salas.

Tres de los casos que se han podido clasificar este año, ha sido con ayuda de una nueva prueba que utiliza inmonuglobulina, conocida como IGM.

Este examen facilita la detección al dar una mayor ventana de tiempo para encontrar rastros del virus en el organismo.

La IGM se incluirá en el protocolo a partir del 2018, informó Salas. Será una evaluación adicional al PCR (reacción en cadena de la polimerasa), que actualmente se realiza.

El virus del Zika, como el del dengue y el chikunguña, se transmite por medio de la picadura del zancudo Aedes aegypti.

En lo que va del año, se han notificado 2.348 enfermos de zika en todo el país, con las mayores tasas en cantones limonenses: Siquirres (686 casos por 100.000 habitantes); Guácimo (511) y Pococí (357).

Dengue y chikunguña han caído sustancialmente con respecto a otros años, según el último boletín epidemiológico, que los sitúa en 5.176 enfermos en lo que va del 2017 (versus 21.680 en el 2016), y en 371 este año (versus 3.447 el anterior), respectivamente.

Zika y embarazo
Zika y embarazo