Primera reunión será para fijar normas de convivencia del grupo y elegir mecanismo para votar acuerdos

Por: Ángela Ávalos 19 abril

La mesa de diálogo sobre las pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), de la Caja, trabajará la propuesta de reforma de ese régimen en seis etapas.

Integrada por representantes de patronos, Estado y trabajadores, esa mesa tiene hasta el 17 de julio para presentar a la Junta Directiva de la CCSS una propuesta de consenso o varias opciones de reforma para asegurar la sostenibilidad financiera del principal régimen de pensiones del país.

El facilitador designado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para mediar en este proceso, el ingeniero Roberto Artavia Loría, confía en que las conversaciones generarán una propuesta de consenso para garantizar la sostenibilidad del IVM en los próximos años.

Artavia explicó que el primer paso será acordar las normas de convivencia que regirán en estos tres meses de conversaciones, así como elegir el mecanismo de votación de los acuerdos.

Esas normas de convivencia incluyen el programa de trabajo, la forma de participar, el sitio de reunión, el mecanismo de votación y la definición, por ejemplo, de los acuerdos que serán vinculantes.

El facilitador reconoce que los problemas que surgieron antes de la juramentación de los diez miembros del grupo podrían prestarse para "minar la confianza y para que haya interpretaciones secundarias".

Entre los principales inconvenientes estuvo la renuncia de un representante patronal y el cuestionamiento de otro empresario por supuestas deudas con la CCSS, y la molestia de los sindicatos por la elección de sus representantes.

"Sin embargo, yo no estoy pesimista. Yo siempre soy optimista y creo que hablando siempre es posible lograr acuerdos, aun entre las posiciones más separadas.

"(La propuesta que salga) debe ser producto de una discusión franca, abierta, y escuchando más de lo que se habla. Un objetivo secundario pero importante es que por medio de este diálogo se logre crear un poco más de confianza entre sectores", dijo Artavia.

Fases de discusión de la mesa de diálogo de la CCSS
Fases de discusión de la mesa de diálogo de la CCSS

Hoja de ruta

Para Roberto Artavia, es básico que el grupo defina los "objetivos superiores" de este proceso.

"Es importante que estén muy claros: la equidad, la solidaridad, el restablecimiento de la confianza, para que el resultado sea justo y factible en términos fiscales y financieros", explicó Artavia, doctor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard y máster en administración de empresas del Incae.

El facilitador pretende promover una discusión sobre una base de datos "y no sobre una base de creencias y de posiciones ideológicas".

Esta mesa de diálogo contará con el soporte de una secretaría técnica, integrada por la Superintendencia de Pensiones (Supén), la Gerencia de Pensiones de la CCSS y la Escuela de Matemática de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Esa secretaría será la fuente de los documentos técnicos que estudiarán los representantes sectoriales.

Según Artavia, se debe "nivelar los conocimientos".

"La Escuela de Matemática, la Supén y la gerencia nos deben presentar en detalle los datos para que todos tengamos la misma información de partida. Luego de esto, las partes podrán presentar sus propuestas, y a partir de ahí se fomentará el diálogo. Mi objetivo como facilitador es encontrar un terreno común e identificar las posibles divergencias", explicó Artavia.

Juramentación de los miembros de la mesa de diálogo sobre pensiones, en la CCSS, el 6 de abril.
Juramentación de los miembros de la mesa de diálogo sobre pensiones, en la CCSS, el 6 de abril.

Es probable que la primera reunión se programe para la primera semana de mayo.

De aquí a entonces, se estarán compartiendo documentos con los diferentes sectores.

"¿Que hay una posibilidad de fracaso? Siempre la hay. Mi objetivo es que se genere una propuesta a la Junta Directiva de la CCSS. Creo que vamos a llegar ahí, es un esfuerzo que vale la pena hacer", agregó Artavia.

El régimen de Invalidez, Vejez y Muerte es el más importante del país, con 1,5 millones de trabajadores cotizantes.

En diciembre pasado, actuarios de la Escuela de Matemática de la UCR presentaron un informe a la CCSS donde advierten una crisis para el 2030 si no se toman medidas pronto que garanticen la sostenibilidad financiera de ese sistema.

La mesa de diálogo tendrá que discutir, entre otros, la posibilidad de elevar la edad de retiro, que hoy es de 65 años, modificar los beneficios o elevar el número de cuotas mínimas para pensionarse.