Comisión de Caja analiza contrapropuestas de doctores, reacios a ir a hospitales de San Carlos, Limón y Los Chiles

Por: Ángela Ávalos 19 septiembre, 2016

Los especialistas recién graduados se resisten a ir a trabajar a los hospitales en los cuales la Caja los requiere; especialmente, los ubicados en la zona rural.

Para prestar sus servicios a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), estos profesionales están poniendo condiciones, informó la gerenta médica, María Eugenia Villalta Bonilla.

La funcionaria puso como ejemplo la situación de Geriatría. En esta especialidad se necesitan médicos en los hospitales de Nicoya, Pérez Zeledón, San Carlos y Tony Facio.

Sin embargo, según la Caja, de los cuatro especialistas disponibles, tres manifestaron que no pueden ir tres años a laborar a un solo lugar, y el cuarto especialista no trabajaría más de seis meses en ninguno de esos sitios.

El contrato de retribución, que firman estos profesionales con la institución para realizar su formación como especialistas en los hospitales-escuela públicos, los obliga a trabajar tres años donde se necesiten una vez finalizados los estudios.

Una situación similar a la de Geriatría pasa en Radiología, considerada como una de las especialidades más críticas en los hospitales de la seguridad social.

Según contó Villalta, cuando estos médicos ingresaron a cursar la residencia en Radiología (estudio de la especialidad) se les informó de que, al finalizar el posgrado, se requerirían sus servicios en los hospitales de San Carlos, Limón, el CAIS de Cañas, y Los Chiles.

Según un informe de la Caja, tras terminar la formación, ninguno está de acuerdo en ir a esos centros. El único hospital al que aceptan ir es al Hospital San Rafael de Alajuela.

Las consecuencias del nuevo tarifario de servicios médicos
Las consecuencias del nuevo tarifario de servicios médicos

La gerenta médica explicó que los hospitales fuera de la capital generan más trabajo, una mayor complejidad y les dificulta a los profesionales, por ejemplo, el ejercicio de su práctica privada.

Líos. La institución ha encarado problemas para llenar las necesidades de especialistas.

Solo ocho médicos se presentaron a la rifa para alguna de las 49 plazas disponibles en el sorteo de servicio social obligatorio, programado para el 29 de agosto.

El siguiente paso es negociar con los recién graduados que deben cumplir el contrato de retribución, para que vayan a los hospitales donde se les necesita.

"Como Colegio, esperamos que esta situación se solucione rápido no solo por el agremiado sino por la salud de los costarricenses". Alejandro Madrigal, fiscal adjunto Colegio de Médicos.

Por ahora, según Villalta, han recibido 20 contrapropuestas de estos profesionales, las cuales estarán analizando en esta misma semana, como parte del debido proceso.

Sin embargo, la gerenta considera muy difícil aceptar las condiciones que ellos ponen, "porque hay una necesidad identificada de priorizar el envío de especialistas pensando en las necesidades de los pacientes".

"Queremos respetar los sitios prioritarios", reiteró Villalta.

La Caja solicitó al Ministerio de Salud declarar inopia nacional, pero solo se le aprobó una declaratoria para el área rural, en siete especialidades médicas.

La institución, antes de pensar en traer del extranjero los 47 médicos que necesita en la zona rural, debe agotar la búsqueda local.

El Colegio de Médicos y Cirujanos ha salido en defensa de los profesionales recién graduados.

Según ese órgano, la Caja ha retrasado la firma del contrato de retribución, exponiendo a los nuevos profesionales al desempleo, pues debían comenzar a trabajar desde el 1.° de agosto.

Alejandro Madrigal, fiscal adjunto del Colegio, sostiene que lo que ha retrasado la firma es la resolución de una medida cautelar interpuesta contra el Colegio sobre el servicio social obligatorio para especialistas y subespecialistas.

Madrigal desconoce si los nuevos profesionales presentaron alguna contrapropuesta para firmar el contrato de retribución con la Caja.

"Nosotros como Colegio hemos buscado las herramientas para que los médicos lleguen a lo largo y ancho del país (...) Esperamos que esto se resuelva rápido, no solo por el agremiado sino por la salud de los costarricenses", dijo Madrigal.

Según confirmó el fiscal adjunto, han recibido 17 solicitudes de médicos especialistas graduados en el extranjero para poder ejercer aquí.

Este es el plan 'C' que estudia la Caja: contratar médicos de otras nacionalidades o graduados en universidades de otros países.

"Solo uno es médico general incorporado y está haciendo el trámite para inscribirse como especialista en Neurocirugía, ya se le dio el permiso para ir al hospital de San Carlos. De los 16 restantes, 14 solo enviaron la solicitud con su hoja de vida, y dos de ellos algunas copias de los títulos. Nadie, en su sano juicio, va a dar un permiso (para ejercer una especialidad médica) solo con presentar una hoja de vida.

"¿Cómo le voy a decir a la Junta de Gobierno que nosotros, en protección de la salud pública, vamos a dar permiso a 16 médicos con una hoja de vida? Primero, no cumplen ni la mitad de los requisitos de la normativa para tramitar permiso, y ni siquiera la copia de los títulos. Solo uno de ellos cumplió", dijo Madrigal.