Grupo había alertado en el 2009 de problemas en técnicas quirúrgicas en ese centro médico

Por: Ángela Ávalos 16 enero, 2015

San José

Con la analogía de una orquesta sinfónica, el cirujano cardiovascular Joseph Forbess, de la Universidad de Dallas, halagó el trabajo en equipo que se ha logrado desarrollar en el programa cardiovascular pediátrico en el Hospital Nacional de Niños (HNN).

Forbess lidera el llamado Grupo Dallas, que por segunda vez visita el HNN. La primera vez fue en el 2009, cuando emitieron el informe que advirtió de los problemas de técnica quirúrgica y de comunicación en el equipo, los cuales estaban afectando el trabajo y podrían haber incidido en el aumento de la mortalidad de pacientes cardiacos.

Desde entonces, según Forbess, el equipo del HNN ha dado un dramático salto positivo: "Hoy tienen una meta en común, se hicieron casos de alta complejdiad que no se hubiera podido realizar con el ambiente pasado".

Forbess destacó particularmente las habilidades de Javier Brenes, del equipo de cirugía tico, quien fue discípulo en Dallas y quien se encargará de reproducir aquí el conocimiento adquirido.

El Hospital de Niños estrenó siete quirófanos equipados con tecnología de última generación, según la CCSS. A estas dos salas se suman otras dos abiertas este año. La inversión es de ¢2.370 millones. El Hospital realiza 9.500 operaciones al año, entre 40 y 50 por día.
El Hospital de Niños estrenó siete quirófanos equipados con tecnología de última generación, según la CCSS. A estas dos salas se suman otras dos abiertas este año. La inversión es de ¢2.370 millones. El Hospital realiza 9.500 operaciones al año, entre 40 y 50 por día.

Según el jefe de cirugía cardiovascular y tórax del HNN, Rónald Quintana Morales, desde que se echó a andar el programa se han hecho 55 cirugías cardiacas y 67 procedimientos en cirugía toráxica. Solo un paciente falleció.

La meta es llegar a realizar ocho operaciones semanales, pues ahora se hacen seis.

Con la ayuda del perfusionsita Róger Cruz, de Dallas, el equipo del HNN dio un avance tecnológico esta semana al aprender un sistema de preservación cardiaca que elevará la sobrevida y mejorará la respuesta de los pacientes operados. Los perfusionistas son los que supervisan los equipos que controlan el funcionamiento del corazón y los pulmones durante las intervenciones.

El equipo de Dalals llegó al país el 10 de enero y saldrá mañana. Lo integran el cirujano cardiovacular, un anestesiólogo, un perfusionista y una enfermera especialista en cuidados intensivos.

Para hoy está programadi el ingreso de 20 especialistas de la organización médica internacional Heart Turst, quienes estarán aquí por 10 días, informó Orlando Urroz, director del Hospital Nacional de Niños.