Por: Ángela Ávalos 3 julio, 2014

La cantidad de adultos mayores víctimas de agresión y atendidos en hospitales de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), mantiene una tendencia en ascenso.

Mientras los servicios de salud asistieron a 500 viejitos agredidos en el 2012, el año pasado fueron 759; un 52% más.

Hasta el pasado mes de mayo se habían atendido 277 pacientes más, por lo que la CCSS pronostica un nuevo incremento en los casos para el cierre del 2014.

A la agresión se agrega la situación de abandono: casi 200 adultos mayores de 65 años han sido abandonados, en lo que va de este año, en los diferentes centros médicos de la Caja.

“Estamos muy preocupados. La violencia contra los adultos mayores viene en aumento, según nuestros registros, que solo contemplan lo que llega directamente a los hospitales con signos y síntomas de maltrato”, dijo ayer la gerente médica de la CCSS, María Eugenia Villalta.

Los mayores sufren por negligencia. | MARCELA BERTOZZI.
Los mayores sufren por negligencia. | MARCELA BERTOZZI.

Las muestras más visibles de una agresión son quebraduras, moretones, quemaduras, lesiones por sujeción (cuando los amarran) y descompensación de sus enfermedades crónicas porque sus cuidadores no les dan los medicamentos, explicó Vilma García Camacho, coordinadora del Programa Institucional del Adulto Mayor.

Los más susceptibles a estos abusos son los mayores de 75 años, las mujeres, los que viven en hogares problemáticos y quienes tienen bienes.

La Caja trabaja la acometida de este tema con otras entidades, entre ellas el Consejo de la Persona Adulta Mayor (Conapam) y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu).