Por: Ángela Ávalos 28 junio, 2014

Minutos después del partido que Costa Rica le ganó a Italia 1-0 (20 de junio), las líneas telefónicas del 9-1-1 se saturaron.

Según registros de ese servicio de emergencias, ese día ingresaron 335 llamadas de auxilio por violencia intrafamiliar. El 70% fue por agresión contra la mujer, informó el vocero del 9-1-1, Gerardo García Murillo.

El día de la inauguración del Mundial (12 de junio), el 9-1-1 registró 219 llamadas por la misma causa.

Los días de partido de la Selección (14, 20 y 24 de junio), recibieron 388, 335 y 211 llamadas de auxilio, respectivamente.

No importa el resultado, el fútbol es un disparador de violencia. | ARCHIVO/CARLOS GONZÁLEZ
No importa el resultado, el fútbol es un disparador de violencia. | ARCHIVO/CARLOS GONZÁLEZ

Curiosamente, los días de mayor registro son el 15 y el 22 de junio (440 y 402 llamadas, respectivamente). Esos días jugaron, entre otros, los equipos de Argentina, Francia y Portugal.

En total, el 9-1-1 contabiliza 3.496 llamadas de auxilio y 1.268 notificaciones de accidentes de tránsito, del 12 al 24 de junio.

“No importa cuál sea el resultado del partido. La ira y la frustración se manifiestan en los hombres que tienen una predisposición de ejercicio abusivo del poder. Esto empeora cuando hay licor de por medio”, comentó Alejandra Mora, ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu).