Préstamo para levantar las obras depende del visto bueno del Congreso

Por: Alberto Barrantes C. 2 junio, 2015
Pese a la oposición vecinal y a criterios técnicos en contra, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) compró un terreno para el nuevo hospital de Cartago, en la zona industrial de El Guarco. | MAYELA LÓPEZ.
Pese a la oposición vecinal y a criterios técnicos en contra, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) compró un terreno para el nuevo hospital de Cartago, en la zona industrial de El Guarco. | MAYELA LÓPEZ.

Los diputados de Cartago exigen a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) un informe técnico sobre el peligro tóxico de ubicar el nuevo hospital de esa provincia en la zona industrial de Coris de El Guarco.

Los legisladores solicitan ese estudio, porque en noviembre próximo se prevé iniciar la discusión para aprobar el préstamo con el Banco Mundial, con el que se levantaría la obra.

“El nuevo hospital es necesario, pero nunca estuve de acuerdo con la compra de un terreno bajo esas condiciones. En el 2011, ignoraron criterios técnicos. Esto fue una decisión política, que dejó de lado el compromiso con la salud”, afirmó Jorge Rodríguez, congresista del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Rendir cuentas. La gerenta de Infraestructura de la Caja, Gabriela Murillo, dijo a La Nación , la semana pasada, que los estudios de impacto ambiental determinarán las medidas de mitigación necesarias para el proyecto.

Bomberos de Costa Rica atendió ayer una emergencia en la zona donde se ubicaría el nuevo hospital, debido a un derrame de 276 kilos de un químico, en la empresa BioQuim, ubicada a menos de un kilómetro del terreno que compró la Caja en el 2011.

“Me preocupa el riesgo tóxico de construir el hospital, tan urgente para la provincia, en esa zona. Requerimos de más estudios técnicos y explicaciones de la Caja previo a la aprobación del préstamo”, manifestó Emilia Molina, parlamentaria del Partido Acción Ciudadana (PAC).

En setiembre del 2011, la Caja adjudicó por ¢1.594 millones, la licitación pública del terreno a la sociedad Monte Picayo S. A., cuyo presidente es el exmagistrado Federico Sosto.

La diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Paulina Ramírez, afirmó que la prioridad para la aprobación del crédito será la seguridad de la gente.

“Habría que ver de qué forma se pueden mitigar esos riesgos. Espero que, con estudios, la Caja nos aclare que no hay ningún riesgo para la salud”, afirmó la legisladora Ramírez.

La directora de Urbanismo del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), Jéssica Martínez, afirmó que el terreno no es apto para levantar un hospital en esa zona, por el riesgo tóxico, al estar rodeado por tres fábricas de productos químicos, una gasolinera y empresas agrícolas.

Etiquetado como: