Caja ha atendido 114.000 pacientes este año, un 9,6% más que en 2013

Por: Patricia Recio 23 mayo, 2014

Primero fue el faltante de agua el que disparó los casos de diarrea en el país y ahora, con el inicio de las lluvias, las autoridades sanitarias prevén que podría presentarse otro pico de la enfermedad.

Según María Ethel Trejos, encargada de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de Salud, entre mediados de mayo y la primera quincena de junio, históricamente, ocurre un aumento de diarreas.

La especialista explicó que la combinación de altas temperaturas con las primeras lluvias favorece la transmisión de los virus que provocan este padecimiento.

Según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), hasta la semana epidemiológica 17 de este año, los centros de salud del país han atendido un total de 114.000 casos de la enfermedad.

Dicha cifra representa un incremento del 9,6% respecto a la misma semana del 2013.

Elenita Ramírez Salas, epidemióloga y salubrista experta en enfermedades emergentes y reemergentes de la CCSS, comentó que durante las semanas anteriores se presentaron varios brotes de diarrea en el país.

Para Azalia Espinoza, del Ministerio de Salud, una de las causas de este fenómeno fue el faltante de agua durante la época seca, lo cual hizo que en muchas comunidades se bajara la guardia en materia de higiene y aseo personal.

Además, dijo que este año se ha registrado un aumento en los casos originados por la bacteria Shigella , la cual causa diarreas graves.

Espinoza expresó que especialistas de Salud realizan un estudio para determinar las causas.

Para enfrentar la situación, la CCSS recomendó a los epidemiólogos regionales reforzar la vigilancia activa en los centros de salud y mantener la captación de casos en las comunidades.

El lavado de manos es una medida esencial para evitar el aumento de la diarrea. | ARCHIVO/LN
El lavado de manos es una medida esencial para evitar el aumento de la diarrea. | ARCHIVO/LN

Prevención. La Caja de Seguro y el Ministerio de Salud piden a la población extremar las medidas preventivas.

Las especialistas coinciden, por ejemplo, en que es necesario intensificar el lavado de manos.

Recomiendan lavar adecuadamente las frutas y otros alimentos que se consumen sin cocinar, así como evitar la ingesta de agua o de comidas de dudosa procedencia.

Elenita Ramírez, de la CCSS, añadió que las personas deben acudir al centro de salud más cercano, en caso de sufrir los siguientes síntomas: deposiciones diarreicas líquidas (tres o más en 24 horas) acompañadas o no de vómitos , mollera hundida, llantos sin lágrimas o irritabilidad.

Además, los enfermos deben mantenerse hidratados, mientras reciben atención médica, así como no automedicarse.