Por: Ángela Ávalos 28 agosto, 2014

Jefes de servicios del Hospital México, reunidos en el consejo técnico de ese centro médico, demandaron más apoyo de las autoridades de la Caja ante la crisis de quirófanos que afrontan desde hace más de un mes.

César Berroterán y Ángel Tenorio laboran en acondicionar una de las nueve salas. | ALONSO TENORIO
César Berroterán y Ángel Tenorio laboran en acondicionar una de las nueve salas. | ALONSO TENORIO

Encabezados por el director médico, Douglas Montero Chacón, el consejo técnico hizo pública su petición, para que el cierre de sus 17 salas de cirugía se declare emergencia nacional

“Sí, consideramos que se debió haber hecho una declaración de emergencia”, manifestó Montero, quien aclaró que el mayor apoyo ha venido de las gerencias Médica y de Infraestructura de la Caja.

La directora administrativa del México, Vilma Campos, aseguró que no han tenido respaldo de la Presidencia Ejecutiva de la Caja, a cargo de María del Rocío Sáenz Madrigal.

“Hemos trabajado con uñas y dientes, casi mendigando. Hemos sentido más una cacería de brujas, que una búsqueda de soluciones concretas para los pacientes”, se quejó Campos.

Los reclamos surgen un día después de que Sáenz dijo, en entrevista con este diario, que la declaratoria de emergencia no era ninguna solución.

El Consejo de Gerencia Médica del hospital envió una carta al presidente Luis Guillermo Solís, para invitarlo a conocer la realidad que vive el México. La misiva la enviaron el 13 de agosto, sin tener aún respuesta.

También plantearon a la Presidencia Ejecutiva y a la Junta Directiva la necesidad de aprobar $15 millones para realizar los trabajos definitivos en los quirófanos del México.

Ya se aprobaron ¢100 millones para reparar nueve de los 17 quirófanos dañados.