Inversión busca disminuir la crisis y descongestionar los hospitales josefinos

Por: Ángela Ávalos 20 marzo
Este era el viejo tomógrafo del Hospital San Rafael de Alajuela. Ya fue sustituido por uno nuevo como parte del plan de renovación de estos aparatos a cargo de la CCSS. | JORGE NAVARRO
Este era el viejo tomógrafo del Hospital San Rafael de Alajuela. Ya fue sustituido por uno nuevo como parte del plan de renovación de estos aparatos a cargo de la CCSS. | JORGE NAVARRO

La instalación del nuevo tomógrafo permitió que el personal del Hospital Tony Facio de Limón atendiera allí mismo a un niño herido de bala en su cabeza, hace unos días.

Si esa emergencia hubiera sucedido unos meses atrás, el menor hubiera tenido que ser trasladado en ambulancia los 168 kilómetros que separan al hospital limonense del Calderón Guardia, en San José, para que le realizaran el examen.

Pero eso no fue necesario pues, por primera vez en su historia, el Tony Facio tiene su propio tomógrafo y pudo efectuar el estudio del recorrido de la bala en el cerebro del niño, diagnosticar daños y dar tratamiento sin trasladar al menor.

El de Limón es uno de los siete centros regionales con nuevo equipo de tomografía.

La compra del aparato, su instalación en Limón y el mantenimiento por dos años, llega al $1 millón, informó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Solo en el hospital caribeño ya se han realizado 635 estudios, a un ritmo de 20 diarios, trabajando hasta las 8 p. m.

Además del Tony Facio, la CCSS instaló equipos similares en el hospital Escalante Pradilla de Pérez Zeledón; en el Max Peralta de Cartago; Enrique Baltodano de Liberia; Monseñor Sanabria de Puntarenas, en el Hospital San Carlos y el San Rafael de Alajuela.

Planes

La tomografía es una técnica de diagnóstico por imágenes y sirve como apoyo cuando hay fracturas, hemorragias internas y cáncer.

En mayo del 2016, los equipos de tomografía de los principales hospitales del país fallaron, ya fuera por su antigüedad o por el uso permanente.

Al quedar fuera de operación se generó una crisis nacional y una lista de espera que, en los casos de los hospitales de Alajuela y de Puntarenas, rebasó las 2.000 personas.

Hasta ahora los equipos han funcionado de manera intermitente, obligando a la Caja a comprar servicios o a solicitar apoyo al Hospital del Trauma.

Como respuesta, la CCSS anunció un plan para comprar nuevos aparatos, con una inversión total de $28 millones.

La gerenta de Infraestructura de la Caja, Gabriela Murillo Jenkins, confirmó la intención de renovar todos los equipos de tomografía y ampliar este servicio en los tres hospitales nacionales: México, San Juan de Dios y Calderón Guardia.

La promesa para estos tres centros es dotarlos de dos aparatos a cada uno, como lo han solicitado los jefes de servicio debido a la alta demanda.

La instalación de todos estos equipos aparatos se estará realizando a lo largo de este año, según lo programado y prometido por la CCSS.