Solo 41de 124 nuevos médicos han firmado contrato con la Caja de Seguro

Por: Irene Rodríguez 16 febrero, 2014

El Hospital Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, es uno de los que más necesita de los especialistas. | ARCHIVO
El Hospital Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, es uno de los que más necesita de los especialistas. | ARCHIVO

Autoridades de varios hospitales del país, especialmente ubicados en zonas alejadas de la capital, presionan por la llegada de los nuevos médicos especialistas.

La espera obedece a que solo 41 de 124 doctores han firmado un contrato de retribución social con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), mediante el cual laboran tres años para la institución como forma de pago a su formación como especialistas.

Óscar Méndez Campos, asistente de la Dirección Médica del Hospital La Anexión de Nicoya, manifestó que esperan el arribo de tres especialistas: un oftalmólogo, un geriatra y un anestesiólogo. Agregó que cada día aumentan las listas de espera en ese centro médico.

“Tenemos problemas en oftalmología porque 900 pacientes necesitan una valoración quirúrgica. El especialista que tenemos solo trabaja medio tiempo y solo atiende consulta externa, así que no se puede dar un plazo para resolver esto, hasta no contar con el especialista”, explicó Méndez.

En geriatría, una población mayor de 65 años, que asciende a 9.600 personas, hace imprescindible la presencia de otro especialista, pues solo cuentan con un geriatra para atender a los adultos mayores.

“Otra deficiencia es que solo se tienen dos anestesiólogos. Ahorita uno está de vacaciones profilácticas y esto retrasa los procesos quirúrgicos”,  afirmó Méndez.

Otras zonas. En el Hospital Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, desconocen cuáles especialistas llegarán y cuándo lo harán.

“El lunes venían algunos especialistas pero no sabemos cuáles nos iban a mandar. Se suponía que una vez que iban a firmar el contrato nos avisaban. Extraoficialmente se hablaban de algunos, por ejemplo, el año pasado se pensionó un pediatra y lamentablemente un especialista de geriatría falleció, por lo cual, imaginábamos que iban a llenar esas especialidades y otras”, expresó Ramón Castro, director Administrativo del centro médico.

En Limón, hay urgencia de ginecólogos, pediatras, anestesistas,  emergenciólogos, intensivistas, urólogos y ortopedistas.

“Es vital que vengan  especialistas . El Hospital de Limón requiere que  estén acá. Es preocupante porque estamos poniendo en riesgo la salud de muchas personas. Al  especialista  que venga a Limón, se le conseguirán el equipo y las herramientas necesarias para trabajar”, aseguró Hendri Miles, director del Hospital Tony Facio de Limón.

La CCSS anunció, este viernes, que cobraría a quienes no firmen el contrato una suma cercana a los ¢4 millones. Una formación de un especialista cuesta alrededor de ¢80 millones. Colaboraron los periodistas Wanda Araya, Cinthya Bran y Alejandro Méndez.