Asegurados deben denunciar si los devuelven sin programar atención

Por: Ángela Ávalos 16 septiembre, 2016
De acuerdo con sindicatos de la CCSS, hay más de 600.000 personas en alguna lista de espera: en cirugía, procedimientos diagnósticos o consultas con el especialista. Aseguran que los hospitales “blanquean” estos registros para dar menos números de los que realmente son. | ARCHIVO
De acuerdo con sindicatos de la CCSS, hay más de 600.000 personas en alguna lista de espera: en cirugía, procedimientos diagnósticos o consultas con el especialista. Aseguran que los hospitales “blanquean” estos registros para dar menos números de los que realmente son. | ARCHIVO

En los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) es común no asignar fecha para citas, exámenes y cirugías; práctica que, según la entidad, es totalmente prohibida.

Pero sucede todos los días, obligando a decenas de pacientes a llamar o ir al hospital para saber cuándo abren agendas y les asignan la atención requerida.

A esa práctica se le conoce como “blanqueo de listas de espera”, y fue denunciada recientemente por la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca).

El principal sindicato de esa institución sostiene que, debido a situaciones como esas, podrían haber más de 600.000 personas en lista de espera para alguna operación, procedimiento diagnóstico o cita con el especialista.

Esa cantidad es bastante más baja que la que ha dado la CCSS a través de su Unidad Técnica de Listas de Espera (UTLE).

A finales de agosto, el listado quirúrgico rondaba las 123.000 personas, con plazos superiores a 90 días, según datos oficiales.

Prohibido. En un comunicado de prensa, la gerenta médica de la Caja, María Eugenia Villalta Bonilla, salió al paso de las manifestaciones del sindicato.

En ese boletín a los medios, la funcionaria aseguró que la práctica de cerrar agendas está prohibida y que esto ha quedado claro en numerosas circulares enviadas a los directores médicos, principales responsables de que esta situación no se dé en ninguno de sus servicios.

“No existe ninguna práctica de borrar pacientes y en la institución está prohibido totalmente el que se posponga otorgar una cita”, manifestó la gerenta.

Dijo que si algún asegurado se enfrenta a que un servicio se niega a programarle una fecha para su atención a partir de una referencia médica, puede denunciarlo en las contralorías de servicios que operan en los hospitales.

Villalta hizo un llamado a los asegurados a interponer la denuncia si eso les sucede.

La tarde del miércoles 14 de setiembre, representantes del Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco), y autoridades de la Caja –entre las que se encontraba Villalta y el gerente administrativo, Ronald Lacayo–, se reunieron con el ministro de Salud, Fernando Llorca Castro.

La cita fue para presentarle al jerarca una propuesta de plan de contingencia a fin de enfrentar las listas de espera; al mismo tiempo, la CCSS insistió en el impulso a diferentes iniciativas para poder bajar esos plazos.