Servicios se adaptarán a diferentes culturas que hay en la provincia, entre ellas la afrodescendiente y la china, anunció la CCSS

Por: Ángela Ávalos 4 noviembre, 2016

Los hospitales de Limón ajustarán la atención de los partos a las culturas que conviven en esa provincia; principalmente, a las diferentes etnias indígenas, los afrodescendientes y chinos.

Esto implica que los servicios deberán adaptarse a las necesidades de cada parturienta y contemplar la posibilidad de atender un parto vertical o de cuclillas, como prefieren las indígenas de ngöbes, cabécares y bribris.

Los hospitales Tony Facio, del centro de Limón, y el de Guápiles, en Pococí, son los que deberán ajustar sus procedimientos.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) aclaró que esto se hará "sin que se riña con las normas de cumplimiento obligatorio como el lavado de manos, la privacidad, el uso de material estéril y la lactancia temprana".

Además del cambio en la posición, estos servicios deberán incluir la participación de familiares en el parto, el uso de música y de técnicas de relajación y la alimentación, que incluye en algunos casos dar atol después del alumbramiento.

Wilman Rojas Molina, director de la región Huetar Atlántica de la Caja, explicó en un comunicado de prensa que el primer paso en esa dirección se dio esta semana, en el foro donde se discutió el fortalecimiento de los servicios de salud y el parto humanizado con formas innovadoras.

Parto de una indígena cabécar en Bajo Bley, en Talamanca, atendido por personal de salud de la CCSS.
Parto de una indígena cabécar en Bajo Bley, en Talamanca, atendido por personal de salud de la CCSS.

Elihonay Arias Valverde, especialista en Emergencias del Tony Facio, reconoció que las indígenas tienen a sus hijos en forma vertical o en cuclillas, un tipo de parto que describió como "más fisiológico, natural y fácil para las mujeres".

Según informó la Caja, la propuesta es parte del Proyecto de Fortalecimiento de la Prestación de Servicios de Salud que se desarrolla en esa provincia.

Rocío Sánchez, médica que coordina el Proyecto de Fortalecimiento de la Prestación de Servicios de Salud, es construir el modelo de atención desde los requerimientos de la población objetivo.

Marjorie Castro, enfermera de modalidades no convencionales de la Región Atlántica, dijo que se está pensando en grabar un mensaje de bienvenida a las mujeres en sus respectivos idiomas para que ellas sientan mayor confianza y seguridad.

La Caja se ha visto obligada a incorporar mejoras como estas tras varias denuncias de mujeres en servicios de salud por supuestos casos de violencia obstétrica.

Autoridades de la institución han tenido que comparecer, incluso, ante organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a los cuales ha tenido que dar informes sobre las acciones ejecutadas para mejorar los servicios de atención a las parturientas.

Etiquetado como: