Obras costaron ¢600 millones, entre remodelación de infraestructura y compra de nuevo equipo

Por: Ángela Ávalos 21 julio, 2015

El Hospital San Juan de Dios reabrió este martes sus salas de recuperación de pacientes recién operados, tras dos meses de trabajos para ampliar la capacidad y mejorar la atención de los 60 pacientes operados diariamente.

El subdirector médico del San Juan, Mario Arias Murillo, explicó que, en total, se intervinieron cuatro salas de recuperación, más el área de procedimientos y limpieza de equipos.

El Hospital San Juan de Dios reabrió sus salas de recuperación, en las que invirtió ¢600 millones entre mejoras a infraestructura y compra de nuevo equipo. En total, se dispondrá de 40 camas para pacientes recién operados.
El Hospital San Juan de Dios reabrió sus salas de recuperación, en las que invirtió ¢600 millones entre mejoras a infraestructura y compra de nuevo equipo. En total, se dispondrá de 40 camas para pacientes recién operados.

En total, dijo Arias, se invirtieron ¢200 millones en infraestructura remodelada y ¢400 millones en equipos.

Estos trabajos se prolongaron durante los últimos dos meses y permitirán, aseguró Arias, dar una mejor atención a los 60 pacientes que, cada día, son operados en ese hospital.

Según las autoridades hospitalarias, las mejoras permiten que ahora el área de recuperación cumpla con todas las normativas institucionales y del Ministerio de Salud para su funcionamiento,

Según la normativa institucional, informó la Caja, se debe contar con una cama de recuperación por cada tres quirófanos.

Antes de la remodelación de los quirófanos, informó el hospital, el área de recuperación tenía solo 20 camas y ahora tiene 40, distribuidas de la siguiente forma: 30 camas de recuperación para cirugías de mediana y alta complejidad, y 10 espacios más cirugía ambulatoria.

El Hospital San Juan de Dios desarrolla un plan maestro para remodelar algunas de las áreas más antiguas debido a que este centro de salud tiene 170 años de funcionamiento.

Entre las zonas remodeladas están los 15 quirófanos, ortopedia y neurocirugía. Sin embargo, el hospital apuesta a la construcción de una torre de cuidados críticos quirúrgicos, cuyo costo se calcula en $125 millones.