En el 2007, el centro médico recibía menos de un caso diariamente

Por: Ángela Ávalos 20 mayo, 2014

Pacientes hospitalizados participaron, ayer, en la celebración del 50.° aniversario del Hospital Nacional de Niños. | JORGE NAVARRO
Pacientes hospitalizados participaron, ayer, en la celebración del 50.° aniversario del Hospital Nacional de Niños. | JORGE NAVARRO

Cada día, siete menores de edad llegan al Hospital Nacional de Niños a engrosar las cifras de violencia infantil. Desde el 2007, cuando se atendía menos de un caso al día, el número de atenciones por agresión subió seis veces.

Revertir estas cifras se ha convertido en uno de los principales retos de ese centro médico, que durante esta semana festeja el 50 aniversario de su creación.

Fue la segunda vicepresidenta, Ana Helena Chacón, quien puso el tema en el tapete, ayer, en el acto oficial de celebración, al cual asistieron decenas de invitados entre exfuncionarios, representantes diplomáticos, personal hospitalario y donantes.

La vicepresidenta manifestó su preocupación genuina por frenar esta epidemia de violencia.

Ella, junto con delegados de otras instituciones públicas vinculadas con la niñez, presentará, este jueves, un conjunto de acciones para apoyar al hospital en la prevención y tratamiento de este problema social.

Médicos del hospital señalan a la negligencia en los hogares como la principal causa detrás de la gran mayoría de niños y niñas, que son víctimas de agresión.

Las últimas historias que han salido a la luz pública son las de un bebé de tan solo nueve meses de edad, que murió el 11 de abril, víctima de múltiples lesiones causadas, en apariencia, por sus padres.

Más recientemente, trascendió el caso de unos gemelos y su hermana . Los niños llegaron con traumas en el tórax y están internados.

A futuro. A la violencia contra los niños se agregan otros retos. Uno de ellos, es aumentar la capacidad resolutiva del hospital, que pasó de atender una población de 400.000 niños y adolescentes en 1964, a más de 1,5 millones en la actualidad.

En esto juega un papel básico la construcción de la Torre de la Esperanza , un edificio que albergará los servicios de cuidados críticos y para el cual existen $85 millones. A pesar de que ese dinero está, no ha sido posible superar la tramitomanía legal para hacerlo realidad.

La autorización para esta obra se firmó desde abril del 2010, informó Rodolfo Hernández Gómez, actual director médico del hospital.

Según dijo Hernández, el inmueble agregaría siete quirófanos más a los siete que hay desde 1964, y aumentaría la capacidad para sacar la lista de espera quirúrgica.

Ana Helena Chacón se comprometió ayer a impulsar la obra durante la administración de Luis Guillermo Solís (2014-2018).

La presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María del Rocío Sáenz Madrigal, dijo que lo único que resta para sacar este proyecto es la parte técnico-legal, que está por resolverse. “Es viable. Está el dinero y existe la necesidad”, expresó

El Hospital Nacional de Niños es el único centro nacional especializado en la atención pediátrica.

Recientemente, ha sido cuestionado por problemas en uno de sus servicios: la Unidad de Cirugía Cardíaca. Dos médicos de esa unidad enfrentan investigaciones administrativas y penales por la muerte de un bebé, quien falleció mientras uno de los cirujanos aparentemente abandonó el quirófano para ver un caso en una clínica privada.