Apertura de nuevas salas permitirá a centro médico atender pacientes politraumatizados

Por: Patricia Recio 12 septiembre, 2014

A partir de la próxima semana el Hospital México contará con los dos primeros quirófanos provisionales, de los nueve que le fueron autorizados por la Contraloría General de la República.

Con la habilitación de estas salas el centro médico espera aumentar el número de cirugías en cinco más por día. Eso les permitirá pasar de un rango de entre 25 y 30 operaciones diarias a entre 30 y 35.

Las nuevas salas de operaciones están ubicadas en el área de Urgencias y ya cuentan con el permiso de funcionamiento del Ministerio de Salud.

Douglas Montero, director del hospital, aseguró que la apertura de estas salas les devuelve la capacidad de atender a pacientes politraumatizados, que actualmente estaban siendo atendidos en los hospitales Calderón Guardia y San Juan de Dios.

Además, con la habilitación de los nuevos quirófanos se podrá normalizar la Unidad de Terapia Intensiva de Neurocirugía, que estaba funcionando en el Hospital de Heredia.

Las autoridades médicas esperan realizar el traslado de pacientes y equipos de este último centro médico hacia el México, durante este viernes y sábado.

Según indicaron en un comunicado, las dos salas de cirugía fueron asignadas los miércoles en la mañana al programa de trasplante renal, de manera que para el próximo miércoles se espera reiniciar con estas cirugías.

Los servicios de cirugía de tórax, otorrinolaringología y urología también se verán beneficiados con la apertura de las salas temporales.

Desde el 24 de julio, 17 quirófanos del Hospital México están paralizados por fallas en el sistema eléctrico que alimenta las salas de cirugía. Esto tiene paralizadas las intervenciones quirúrgicas. | ARCHIVO/MEYLIN AGUILERA
Desde el 24 de julio, 17 quirófanos del Hospital México están paralizados por fallas en el sistema eléctrico que alimenta las salas de cirugía. Esto tiene paralizadas las intervenciones quirúrgicas. | ARCHIVO/MEYLIN AGUILERA

Se estima que la sala de ginecoobstetricia, ubicada en el primer piso, esté lista a finales de mes y los quirófanos restantes del segundo y sétimo piso se acondicionarían a finales de octubre.

El Hospital México debió cerrar la totalidad de sus salas de cirugía a finales de julio, por problemas en el voltaje. Desde entonces, recurren a planes de contingencia como el traslado de personal a centros médicos regionales, o acudir a hospitales centrales para hacer frente a las listas de operaciones pendientes, así como las emergencias, los casos crónicos y de obstetricia.