Aprovechamiento de la capacidad instalada alcanza un 60% del total

Por: Ángela Ávalos 17 marzo, 2015

El Hospital del Trauma (HDT) tenía previsto ayer operar a 48 víctimas de accidentes de tránsito y laborales.

Esa cantidad es superior al promedio diario de intervenciones del Hospital La Católica, de 39 pacientes. Este centro funcionó como proveedor privado, al cual el Instituto Nacional de Seguros (INS) le pagó ¢8.500 millones, solo en el 2014.

El HDT pasó de operar poco más de una decena de casos diarios a medio centenar esta semana, luego de asumir la totalidad de las cirugías que necesitan las víctimas viales y de trabajo.

Tras la finalización del contrato con La Católica, este centro médico a cargo del INS, activó seis de sus ocho quirófanos y está operando todos los días, incluidos fines de semana, de 7 a. m. a 10 p. m., informó su director médico, Víctor Pérez.

Según anunciaron ayer autoridades del INS, 111 de las 220 camas están ocupadas con casos quirúrgicos.

Luis Paulino Bejarano Bermúdez (primer plano) y Braulio Arguedas Quirós son dos de los pacientes beneficiados con el inicio de las cirugías en el Hospital del Trauma. | ALONSO TENORIO
Luis Paulino Bejarano Bermúdez (primer plano) y Braulio Arguedas Quirós son dos de los pacientes beneficiados con el inicio de las cirugías en el Hospital del Trauma. | ALONSO TENORIO

Esto representa el 60% de la capacidad instalada de este centro de salud, que abrió sus puertas en diciembre de 2013.

Durante el primer año de funcionamiento, el HDT no ha estado exento de críticas.

Este medio dio a conocer la falta de un servicio de atención de emergencias y, más recientemente, la Contraloría hizo observaciones sobre equipos y espacios ociosos en un centro que costó más de ¢42.000 millones.

Reforzamiento. Según anunciaron autoridades del INS ayer, 111 de 220 camas están ocupadas con casos quirúrgicos.

El gerente general del hospital, Luis Fernando Campos Montes, aseguró que tienen el equipo, los insumos, la infraestructura y el personal para responder a las necesidades de esas 111 camas.

Si se requirieran insumos adicionales, el centro de salud ya tiene las previsiones para las contrataciones.

El presidente ejecutivo del INS, Sergio Alfaro, calcula que este año se podrán realizar unas 11.000 intervenciones en los quirófanos de ese centro médico.

Según Campos, el Hospital del Trauma firmará un contrato de contingencia con otro proveedor privado, con el fin de que asuma las cirugías que del todo no se realizarán en el HDT.

Se trata, por ejemplo, de pacientes con alguna complicación en urología o cirugía de tórax, que no son especialidades de este centro médico. Se calcula que entre uno o dos casos al año podrían tener ese perfil.

Víctor Pérez explicó que un 90% de las cirugías que se hacen hoy son de ortopedia.

Otro 8% son procedimientos de cirugía de quemados, cirugía reconstructiva, cirugía general y neurocirugía.

“Todo eso lo podemos hacer aquí bien. La idea es asumirlo todo, lo único que no asumiríamos es cardiología o nefrología, que son casos que se dan muy poco al año”, explicó Pérez.

Luis Fernando Campos aseguró que asumir las cirugías reducirá los tiempos de espera de los pacientes y mejorará la calidad de la atención.