Tres personas fueron remitidas a Liberia por sospechas de dengue hemorrágico

 10 julio, 2013

Solo en los primeros nueve días que llevamos de julio el Hospital de Upala ha tenido que atender 1.200 casos febriles, es decir, 133 pacientes diarios, debido a una fuerte arremetida del dengue en ese cantón alajuelense, limítrofe con Nicaragua.

Ese centro médico se encuentra prácticamente colapsado y hasta las cirugías menores, que se realizaban los fines de semana, debieron ser suspendidas ya que las camillas de la sala de operaciones se mantienen ocupadas con pacientes afectados por la enfermedad, transmitida por el mosquito aedes aegypti.

Además, un EBAIS itinerante debió ser cerrado para que el médico se dedique exclusivamente a atender los enfermos por dengue en el hospital.

Luis Fernando Ortega Canales, director del centro médico, calificó como crítica la situación, ya que actualmente hay 60 casos confirmados en laboratorio, 400 confirmados clínicamente y 200 personas han sido hospitalizadas en los últimos 3 meses por ese mal.

"Esta es la primera vez que tenemos en Upala un brote de esta magnitud, si no se realiza una lucha antivectorial más agresiva, esto podría salirse de nuestras manos" dijo Ortega.

El Upala están alarmados por la gran cantidad de personas hospitalizadas por dengue.
El Upala están alarmados por la gran cantidad de personas hospitalizadas por dengue.

El alcalde de Upala, Alejandro Ubau, señaló que sin duda están frente a una emergencia sanitaria.

Añadió que al menos tres pacientes han sido trasladados al hospital de Liberia con síntomas de dengue hemorrágico, lo cual ya es más que preocupante.