Se han encontrado 12 alteraciones en 212 exámenes hechos; seis personas que no presentaban síntomas están en seguimiento por lesiones sospechosas y una de 76 años está siendo tratada por cáncer gástrico

Por: Ángela Ávalos 9 mayo, 2016

El hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas se convirtió en el segundo, después del de Cartago, en tener un centro radiológico especializado en la detección de cáncer gástrico.

Luego de dos meses, han encontrado 12 alteraciones en 212 exámenes hechos.

Además, seis personas que no presentaban síntomas están en seguimiento por lesiones sospechosas de cáncer y una paciente de 76 años está siendo tratada por cáncer gástrico, informó la Caja en un comunicado de prensa.

Los estudios se hacen a partir de radiografías en serie del tracto digestivo superior.

Este es el mismo sistema utilizado en el Centro Nacional de Detección de Cáncer Gástrico, que funciona en Cartago desde hace más de dos décadas.

Según información de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Puntarenas es una de las provincias con mayor incidencia y mortalidad en este tipo de cáncer en comparación con otras zonas del país.

De acuerdo con el Registro Nacional de Tumores, informa la CCSS, aunque los enfermos y fallecidos debido a este cáncer bajaron en el periodo 2000-2015, aún está entre los cánceres que más muertes provocan entre los costarricenses.

En mujeres, el cáncer de estómago está en cuarto lugar de enfermedad y es el segundo en mortalidad en todo el país.

El Hospital Max Peralta transmitirá su conocimiento en detección de cáncer gástrico al hospital de Puntarenas.
El Hospital Max Peralta transmitirá su conocimiento en detección de cáncer gástrico al hospital de Puntarenas.

Entre los hombres, está en tercer lugar en número de casos nuevos al año y comparte el primer lugar en muertes con el de próstata.

El examen que les están realizando a los puntarenenses consiste en una radiografía del tracto gastrointestinal superior, un examen de rayos X del esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado (duodeno).

Este procedimiento permite ver los órganos internos en movimiento. Cuando el tracto gastrointestinal se cubre con bario, el radiólogo puede ver y evaluar la anatomía y función del esófago, el estómago y el duodeno, explicó la CCSS.

Los puntarenenses pueden tener acceso a este servicio por recomendación de los técnicos en atención primaria que los visitan en sus casas, el médico de la consulta externa o por asistencia voluntaria al tener antecedentes familiares de cáncer de estómago.