Muestras fueron enviadas a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, en Estados Unidos, para identificar germen patógeno que causó grave inflamación cerebral

Por: Ángela Ávalos 19 abril, 2016

Un niño de unos 7 años, vecino de la comunidad de Catarina, en Talamanca, falleció la semana pasada víctima de encefalitis necrotizante (inflamación cerebral con muerte de tejidos).

Otra menor de la misma comunidad, de unos 9 años, está grave en el Hospital Nacional de Niños. Aún se desconoce cuál germen les produjo la enfermedad.

La información la confirmó la directora a. í. del hospital, Olga Arguedas Arguedas ante consulta de este medio.

Según dijo la médica, los niños ingresaron al hospital la semana pasada, procedentes de esa comunidad limonense. El menor falleció 24 horas después de su ingreso.

Ambos niños son estudiantes de la misma escuela, ubicada en Catarina. La situación ameritó la intervención del Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Ministerio de Educación Pública (MEP), confirmó Arguedas.

"Lo que tuvieron fue una encefalitis necrotizante, que es una inflamación del cerebro que produce muerte del tejido cerebral. Las manifestaciones clínicas fueron similares en los dos. Teníamos la historia de que los chiquitos asistían a la misma escuela, pero a diferentes grados. La niña sobrevivió, pero en condiciones precarias porque tiene mucha lesión neurológica. El niño falleció", explicó Arguedas.

Los análisis preliminares, agregó la especialista, descartan que la causa sea bacteriana.

Según el Hospital de Niños, unos 400 pacientes al año necesitan la presencia de sus padres durante su tratamiento y recuperación. | ARCHIVO
Según el Hospital de Niños, unos 400 pacientes al año necesitan la presencia de sus padres durante su tratamiento y recuperación. | ARCHIVO

Sin embargo, se enviaron muestras a varios lugares para buscar la causa porque el hospital aún no tiene un germen identificado.

"Se estudiaron por la posibilidad de dengue. Incluso, enviamos muestras a los CDC (Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades, en Atlanta, Estados Unidos); todavía no tenemos resultados", agregó.

Arguedas aclaró que no se trata de niños indígenas. También dijo que no se han reportado más casos en la zona, ni de vecinos ni entre los familiares de los menores.

Según Arguedas, la presunción es que se trate de alguna encefalitis exótica, como la encefalitis equina o la venezolana; incluso, el virus del Nilo, dijo Arguedas.

Daniel Salas Peraza, de la Dirección de Vigilancia de la Salud, en el Ministerio de Salud, confirmó que este miércoles habrá una reunión entre especialistas de Salud, la CCSS, Inciensa y el Hospital de Niños para revisar el caso y los datos históricos de encefalitis en el país.

Salas también confirmó de que se están haciendo estudios en las tomas de agua de los acueductos de la zona, como parte de los esfuerzos por descartar todas las fuentes posibles de contagio.

De acuerdo con un análisis preliminar de los datos históricos de encefalitis en Costa Rica, explicó Salas, hay entre una y dos muertes infantiles por esta causa al mes.

Por eso, aclaró, aún no se puede decir que se esté ante una situación inusual.