Falta de criterios de prioridad dificulta atención, constatan expertos de EE. UU.

Por: Luis Edo. Díaz 30 abril, 2014

La escogencia de los candidatos a una cirugía cardíaca en el Hospital Nacional de Niños (HNN) se realiza al azar, sin un criterio de prioridad emitido por algún grupo de médicos que permita evaluar cada uno de los casos.

Esa es una de las muchas observaciones del informe de la organización estadounidense Heart Trust, presentado a las autoridades del HNN el 14 de enero.

Una misión de especialistas de esa organización estuvo en el país a finales del año pasado, por solicitud del HNN. Los expertos en cirugía cardíaca pediátrica tenían el encargo de evaluar el desempeño de este hospital en esa área.

El documento, del cual tiene copia La Nación , consta de 54 páginas, en las cuales se reseñan numerosas fallas en cirugía cardíaca.

Sobre el proceso de escogencia de casos a operar, el informe dice: “No existe una lista de priorización y debería hacerse. Entrar en la sala de guardia de la Unidad de Cuidado Intensivo Pediátrico y pasar las páginas del portafolio de pacientes al azar para elegir un caso (a operar), no es un proceso adecuado. A los pacientes se les debe más que eso”, criticó Shereen Abdel-Meguid, presidenta de Heart Trust y una de las especialistas que firma el informe.

Esta organización, con sede en EE. UU., tiene prestigio internacional por la calidad de sus evaluaciones en cirugía cardíaca infantil. Sus misiones o equipos de trabajo están conformados por especialistas de hospitales norteamericanos, que dan su tiempo de manera voluntaria.

Una de las muertes que indaga el Ministerio Público en la Unidad de Cirugía Cardíaca del HNN es la de un bebé, ocurrida el 15 de enero. De acuerdo con una investigación del propio hospital, el cirujano principal a cargo del procedimiento habría abandonado el quirófano para ir a atender una apendicitis a una clínica privada. El bebé del HNN falleció tras la cirugía. | ADRIÁN ARIAS / ARCHIVO
Una de las muertes que indaga el Ministerio Público en la Unidad de Cirugía Cardíaca del HNN es la de un bebé, ocurrida el 15 de enero. De acuerdo con una investigación del propio hospital, el cirujano principal a cargo del procedimiento habría abandonado el quirófano para ir a atender una apendicitis a una clínica privada. El bebé del HNN falleció tras la cirugía. | ADRIÁN ARIAS / ARCHIVO

Fallos críticos. De acuerdo con Heart Trust, las fallas en la Unidad de Cirugía Cardíaca del HNN también incluyen:

k Falta de liderazgo y de trabajo en equipo en la Unidad.

k Largas listas de espera ( HNN informó a este diario de que hay 122 niños en espera de cirugía).

k Ausentismo de médicos en la reunión semanal de la Unidad.

k No se toman todas las medidas para evitar infecciones hospitalarias, lo cual complica la recuperación y alarga las hospitalizaciones. En la visita, se observaron anestesiólogos sin guantes durante los procedimientos quirúrgicos.

k No hay un buen manejo y control del dolor de los bebés.

k Encontraron cirujanos “descansando durante horas”, cuando deberían “estar viendo pacientes, haciendo investigación o tratando de avanzar en sí mismos”. Eso, a criterio de Heart Trust, “nunca sería tolerado en otras instituciones”.

Rodolfo Hernández, director médico del HNN, quien en un primer momento rehusó referirse al informe, aclaró, hace ocho días, que el documento no hace “críticas”, sino “recomendaciones”.

Confirmación. El informe de Heart Trust es el cuarto que recibe el HNN en los últimos ocho años.

Muchas de las fallas señaladas en ese documento están mencionadas en informes de Neirotti (2006) y el llamado Grupo Dallas (2009), documentos que no han sido del total agrado de Hernández.

En el escrito del 2009, por ejemplo, ya se advertía sobre las fallas de cirujanos , incluido uno de apellido Alvarado, quien habría abandonado, en enero de este año, una operación cardíaca para ir a atender a un paciente que sufría de apendicitis a una clínica privada .

La gerente-médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María Eugenia Villalta, primero reconoció que no sabía del informe hasta que este diario le consultó sobre él. Luego, refirió que, tras solicitárselo a Hernández, el documento será “sometido a la más rigurosa revisión”.

“Si hay que establecer responsabilidades, se establecerán. Y no es solo un discurso”, dijo la gerente.

Las fallas y anomalías en la Unidad de Cirugía Cardíaca son investigadas por la Autoría Interna de la Caja y por el Ministerio Público.

La última entidad allanó el HNN el 6 de marzo pasado para indagar más de 100 muertes de bebés que fueron sometidos a estas cirugías en los últimos cuatro años.