Por: Ángela Ávalos 31 julio, 2015
Los papás del bebé fallecido han denunciado irregularidades en el manejo del caso en el Hospital de Niños. | ARCHIVO/PABLO MONTIEL
Los papás del bebé fallecido han denunciado irregularidades en el manejo del caso en el Hospital de Niños. | ARCHIVO/PABLO MONTIEL

Las autoridades del Hospital Nacional de Niños (HNN) analizan las acciones legales que tomarán en el caso del médico, quien, supuestamente, abandonó uno de los quirófanos de ese centro de salud para atender a un paciente privado.

El bebé de 26 días, que el cirujano operaba, falleció durante el procedimiento.

La directora interina del HNN, Olga Arguedas Arguedas, confirmó que el proceso administrativo-disciplinario ya finalizó.

La investigación administrativa se realizó en el Centro para la Instrucción de Procedimientos Administrativos (CIPA) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). También hay otra indagación en curso en manos de la Fiscalía.

“Los folios de ese procedimiento ya fueron trasladados a la Dirección General, que en este momento está revisando las acciones legales correspondientes”, manifestó Arguedas, sin adelantar criterio.

En el caso están involucrados dos cirujanos de este hospital pediátrico.

Uno, de apellido Alvarado, fue el que supuestamente abandonó la sala de cirugía, mientras operaba al bebé, quien falleció después.

Este médico, aparentemente, dejó el hospital para ir a intervenir a otro paciente en una clínica privada.

El otro cirujano, de apellido Campos, fue quien cubrió a Alvarado durante su ausencia.

Ambos profesionales están suspendidos desde el 23 de febrero del 2014, con goce de salario. . Suman ya 17 meses sin laborar pero siguen percibiendo ingresos.

Día fatídico. La muerte del bebé sucedió el 15 de enero del 2014.

Ese día, el cirujano a cargo de la operación era Alvarado, quien presuntamente abandonó el quirófano dos veces.

Según informó la oficina de prensa de la Fiscalía ante consulta de este diario, el caso sigue en investigación y no hay ningún imputado individualizado.

En declaraciones a este diario, los papás del menor sostuvieron que en el hospital cometieron varias irregularidades, entre ellas, meter al niño al quirófano sin que ellos firmaran antes el consentimiento informado.

El médico indagado –dijo la madre– les había dado esperanzas de éxito en la operación, y después se desdijo.

“Al día siguiente de la muerte del bebé, el cirujano principal solo nos explicó que no pudo hacer mucho, que el corazón de nuestro bebé se le desgarró en las manos”, concluyó la madre.