Elimina permisos para visitar pacientes después de las 6 p. m. y solo permite compañía después de esa hora a parientes de enfermos delicados o en estado terminal

Por: Irene Vizcaíno 6 marzo

El robo a pacientes internados obligó al Hospital Nacional de Geriatría a poner más cámaras de seguridad y colocar cercas eléctricas en sus instalaciones.

Las medidas para fortalecer la seguridad y evitar también el hurto de insumos del centro médico, incluyen la restricción de los permisos para estar con enfermos después de las 6 p. m.

Solo tendrán esta autorización los parientes de personas muy graves o en estado terminal.

Este hospital también colocó una aguja para limitar la entrada al centro de salud por otras puertas y está fortaleciendo la coordinación con la Fuerza Pública.

La información fue divulgada la mañana de este lunes por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), aunque sin brindar alguna estadística.

Los controles intentan disminuir los llamados abusos patrimoniales, que son maniobras para que los adultos mayores hospitalizados, tal vez en condiciones no aptas para tomar decisiones, cedan sus propiedades o bienes a terceros.

"Las medidas se tomaron para evitar que personas inescrupulosas se aprovechen de la enfermedad de un adulto mayor para procurar una firma o una huella digital y despojarnos de sus bienes", manifestó en el comunicado Fernando Morales Martínez, director del Geriátrico.

El Hospital Geriátrico ha instalado cámaras para reforzar la seguridad.
El Hospital Geriátrico ha instalado cámaras para reforzar la seguridad.

Según Morales, han encontrado personas que se aprovechan de los permisos de visita con otros propósitos.

Entre las soluciones aplicadas también están fijar una sola área de acceso e instrucciones más claras a los agentes de seguridad sobre las personas autorizadas a ingresar.

Morales dijo que el hospital está obligado a salvaguardar la dignidad de los pacientes y el patrimonio de la Caja.