Proceso fue ordenado por la CCSS tras recibir denuncia anónima

Por: Patricia Recio 11 marzo, 2015

La Caja Costarricense de Seguro Social ordenó abrir una investigación en el Hospital Calderón Guardia, tras recibir una denuncia anónima por supuesto tráfico de sangre.

Según la denuncia, se estaría comercializando sangre del banco de sangre del hospital a centros privados, afirmó Ólger Sánchez, subauditor de la institución.

"Nosotros hicimos un análisis y se conformó un equipo de auditores multidisciplinarios expertos en el tema de salud", explicó Sánchez.

El análisis contempla un estudio del marco jurídico y de la parte técnica, para determinar la legislación y los protocolos que se aplicarían en este caso.

Según Sánchez, hay varias leyes (incluidas la Ley de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos Humanos y la Ley General de Salud) donde se establece la prohibición de comercializar sangre y otro tipo de fluidos. Además, el artículo 384 del Código Penal tipifica el delito por tráfico de órganos y fluidos.

El funcionario explicó que en casos excepcionales el Calderón Guardia, al igual que otros hospitales, pueden realizar donaciones de sangre a otros centros e incluso a centros privados, pero siempre bajo los protocolos establecidos y la figura de donación.

Como parte de la investigación están entrevistando al personal involucrado en el proceso y analizando aquellos casos donde podrían existir conflictos de intereses, es decir, funcionarios que trabajen tanto en la institución como en hospitales privados.

En el servicio del laboratorio del Calderón Guardia trabajan unas 120 personas y en el banco de sangre 10 funcionarios.

A raíz del proceso, otros pacientes se han "motivado" para brindar información sobre irregularidades.

Dado que el caso se encuentra en fase indagatoria, no han interpuesto denuncias ante el Ministerio Público.

La investigación formal por parte de la Caja se inició hace dos semanas; sin embargo, según el funcionario de la entidad, el Hospital ya venía trabajando en este tema desde semanas atrás, aunque no precisó cuántas.

Sobre las reservas de sangre, el director del hospital, Arnoldo Matamoros, afirmó qué el banco trabaja todos los días con donadores altruistas quienes de manera voluntaria asisten cada tres o cuatro meses a donar.

Además, cuenta con los donadores por reposición, que son proporcionados por los pacientes que van a ser intervenidos quirúrgicamente, necesarios para sustituir la sangre que se va a utilizar en su operación.

También reciben apoyo del Banco Nacional de Sangre.