Ministerio Público solicitará apertura a juicio; 4 médicos están implicados

Por: Ángela Ávalos 29 octubre, 2015
Francisco José Mora Palma fue arrestado el 18 de junio de 2013, en el Hospital Calderón Guardia, donde laboraba como jefe de Nefrología. Mora es sospechoso de liderar una red internacional dedicada al trasplante de órganos con conexiones en Israel y Europa del Este. | ARCHIVO
Francisco José Mora Palma fue arrestado el 18 de junio de 2013, en el Hospital Calderón Guardia, donde laboraba como jefe de Nefrología. Mora es sospechoso de liderar una red internacional dedicada al trasplante de órganos con conexiones en Israel y Europa del Este. | ARCHIVO

La audiencia por el delito de trata de personas para extracción ilícita de órganos será entre el 7 y el 15 de diciembre, informó la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada.

En la denuncia figuran entre los implicados cuatro médicos, un comerciante y una oficial de la Fuerza Pública.

La Fiscalía informó de que solicitará al Juzgado Penal que ordene la apertura de juicio.

La audiencia es parte de un caso que se destapó en junio del 2013, cuando fue capturado el jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Calderón Guardia, Francisco José Mora Palma.

A este médico se le atribuye el supuesto liderazgo de una banda dedicada al tráfico internacional de órganos, con conexiones en Israel, así como en países de Europa del Este.

Entre junio y octubre del 2013, fueron detenidos en varios operativos otros tres doctores de ese hospital, de apellidos Monge, Fonseca y Massimiliano, así como un comerciante de nacionalidad griega, de apellido Katsigiannis, y una oficial de la Fuerza Pública, de apellido Cordero.

Las capturas y los allanamientos que se realizaron ese año son parte de una investigación mayor, que se inició en el 2009, a partir de informes desde Europa.

Según informó esa Fiscalía por solicitud de este diario, no se prevé ningún atraso para la audiencia, sobre todo, luego del asesinato del abogado defensor de dos de los imputados.

“Se hizo la prevención al Juzgado Penal para que este, a su vez, previniera con suficiente tiempo a los acusados, con el fin de que nombren a otros defensores para que los representen”, detalló la Fiscalía por medio de la oficina de prensa.

El caso. La salida de equipo quirúrgico del Hospital Calderón Guardia a una clínica privada en San José, fue lo que permitió desenmascarar el funcionamiento de una red internacional de tráfico de órganos.

Tal denuncia la hizo una enfermera del Calderón y esto motivó la intervención de la Auditoría de la Caja y del Ministerio Público, quienes trabajaron de forma conjunta en la investigación.

El caso tuvo impacto internacional porque diarios como El País, de España, y El Universal, de México, publicaron reportajes que denunciaban el tráfico.

El diario español, por ejemplo, reveló el testimonio de dos costarricenses que fueron llevados a Israel para vender sus riñones.

Estas personas, vecinas de Cartago, fueron interrogadas el 18 de marzo del 2013 en el Centro de Detención del aeropuerto Ben Gurión, de Tel Aviv.

En mayo del 2013, un reportaje de El Universal de México catalogó al país como “punto mundial para el tráfico de órganos”.

El subauditor de la Caja, Ólger Sánchez, manifestó el año pasado que no se pudo determinar si las negociaciones se realizaron dentro del hospital.

Tras los allanamientos y detenciones, Mora cumplió seis meses de prisión preventiva y evitó seguir más en la cárcel luego de pagar ¢100 millones de fianza.

A él se le dictaron medidas cautelares; entre ellas, no salir del país y no acercarse a las víctimas señaladas por la Fiscalía.

Los otros tres médicos fueron indagados, pero no apresados. Solo la oficial Cordero estuvo en prisión preventiva.

En noviembre del 2013, estos funcionarios regresaron a su trabajo en el Calderón Guardia.