Por: Ángela Ávalos 30 septiembre, 2016

El Hospital Nacional de Geriatría cumple 40 años y ayer decenas de adultos mayores se lo celebraron con queque y velitas.

Este es uno de los pocos hospitales en América Latina dedicados exclusivamente a la atención de los adultos mayores.

Podría compararse con un adulto en la plenitud de la vida, todavía saludable pero con la oportunidad de reforzar su condición física por medio del mejoramiento de sus servicios.

Esto le permitirá enfrentar con más fuerza la ola de envejecimiento creciente que proyecta casi un 40% de la población costarricense con 60 años o más en el 2050.

Desde 1976 —año de su apertura— a la fecha, casi 100.000 personas adultas mayores han sido internadas ahí.

En 40 años, se han hecho más de diez millones de exámenes de laboratorio y más de 1,6 millones de estudios radiológicos, como ultrasonidos y placas.

Ha sido un trabajo arduo que se intensifica conforme pasa el tiempo pues las enfermedades que hoy se tratan en los adultos mayores son más complejas.

Las miles de personas que han pasado por ahí como pacientes o familiares de enfermos dan fe de la atención diferenciada y le desean a su querido hospital un muy feliz cumpleaños.