6 diciembre, 2015
Albergue en salón comunal de Katira de Guatuso. | ÉDGAR CHINCHILLA
Albergue en salón comunal de Katira de Guatuso. | ÉDGAR CHINCHILLA

Como ya los albergues de Guatuso no dan abasto, algunas familias de la comunidad han abierto las puertas de sus casas a los cubanos.

Unas cinco casas tienen alojados a migrantes. Entre ellas, la de la familia Montiel Vigil, donde viven cinco cubanos desde hace varios días.

Esta familia no solo se ha encargado de darles techo, sino que también se ha hecho responsable de su alimentación.

“Es un mandato de Dios, tenemos que ser solidarios con los más necesitados. El sacerdote de aquí pidió ayuda a quienes desearan colaborar y no lo pensamos mucho. De inmediato, nos dispusimos a recibir a estos hermanos que necesitan refugio”, dijo Rosario Vigil, quien se desempeña como ama de casa.

En la vivienda se alberga el matrimonio compuesto por Danay Coronado y Yoandre Salgado, quienes hacen el viaje hacia los Estados Unidos junto a su hijo Miguel, de solo siete meses.

También viven allí Jesús Garcés, de 19 años, y su tío, Manuel Garcés.

“No tenemos cómo pagarle a esta familia, nos han recibido y atendido como si fuéramos sus parientes”, destacó Coronado.

Agregó que, por tener un hijo tan pequeño, ha sido muy importante contar con las facilidades que les han dado en esta casa, lo que consideran mejor que estar en el albergue, sobre todo por los cuidados del niño.

Estas familias, como el resto de los cubanos, celebraron este 4 de diciembre el día de santa Bárbara.

“Para nosotros, representa la fuerza, la lucha, la esperanza, es una santa de batalla y eso es algo que nos inspira a todos los que estamos aquí”, dijo Nadiuska Escalante.