Intervención se hizo de emergencia para salvar a joven que fue atacado con arma blanca

Por: Irene Rodríguez 19 diciembre, 2013

Especialistas del Hospital Calderón Guardia realizaron el primer trasplante de intestino delgado en Centroamérica.

El procedimiento se realizó este martes, pero hasta la tarde de este jueves autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), dieron los detalles.

Según comentó Mario Sánchez, coordinador del equipo de trasplantes abdominales del Hospital Calderón Guardia, esta intervención es una de las más complicadas y sólo en el quirófano se demoraron ocho horas.

La alerta se dio en el Hospital San Juan de Dios, donde ingresó un joven de 18 años con heridas de arma blanca que perforaron su intestino y la única solución para mantenerlo con vida era un trasplante.

El equipo del San Juan de Dios se puso en contacto con el Calderón Guardia, que es donde se encuentra el equipo especializado para trasplantes abdominales. De allí se comenzó la búsqueda de los tejidos necesarios para la operación.

En la madrugada del martes se dio la alerta de que había un intestino que podría ser compatible en un donante cadavérico en el Hospital México.

"Llegamos al Hospital México a las 4 a. m., de allí comenzamos la operación para remover el intestino delgado del paciente. A mediodía salimos para el Calderón Guardia y allí hicimos el trasplante. Comenzamos a la 1 p. m. y terminamos a las 9 p. m.", manifestó Sánchez.

El herido llegó a las 8:25 p.m. al hospital Calderón Guardia. Jorge Navarro
El herido llegó a las 8:25 p.m. al hospital Calderón Guardia. Jorge Navarro

El especialista explicó que el trasplante consistió en remover el intestino dañado, colocar el nuevo intestino y unir todas las venas y arterias para que la sangre pudiera fluir nuevamente a través de este órgano digestivo, encargado de la absorción de nutrientes.

Evolución. El paciente evoluciona de manera favoralbe y se encuentra estable. Sin embargo, permanece bajo observación, pues las posibilidades de una complicación son mayores.

Según aseveró Sánchez este tipo de paciente debe inmunosuprimirse (tomar medicamentos muy específicos para que el cuerpo no rechace un órgano extraño) en gran medida, porque los riesgos de una infección son mayores.

"Al igual que los trasplantados de pulmón, debe hacerse una revisión constante, porque el intestino es una zona que está expuesta a toda la comida que ingerimos, por esta razón se le deben hacer biopsias dos veces por semana", acotó Sánchez.

Las autoridades de la CCSS aprovecharon la oportunidad para pedir que se aumente la donación de órganos.
"Del muchacho que donó el intestino también aprovechamos las córneas y se hicieron dos trasplantes de riñón; sin embargo, las donaciones están más bajas que hace unos tres o cuatro años, no debemos olvidar la importancia de donar porque es dar vida. Debemos decirle a las personas que queremos donar", manifestó Marvin Agüero, coordinador general de trasplantes de la CCSS.