Ante alerta por los 24.000 casos registrados este año

Por: Hugo Solano 12 agosto, 2013

En apoyo a la campaña nacional para enfrentar la emergencia sanitaria por dengue, el Ministerio de Educación Pública (MEP) dispuso que la jornada educativa del próximo lunes 19 de agosto esté dedicada a la búsqueda y eliminación de criaderos del mosquito transmisor del dengue, Aedes aegypti, en todas las escuelas y colegios del país.

Lo anterior ante el alarmante aumento en el número de pacientes con la enfermedad, dijo el titular de esa cartera Leonardo Garnier.

A la fecha, tal cifra ronda los 24.000 casos lo que convierte a Costa Rica en el país con mayor incidencia de la enfermedad a nivel centroamericano. Lo más grave, sin embargo, es que su impacto podría multiplicarse en forma dramática durante los próximos meses cuando se incremente la actividad lluviosa.

Según Garnier, siendo el sistema educativo el ámbito donde cada día se concentran alrededor de un millón de personas entre niños, jóvenes y adultos,existe el compromiso ineludible de unirnos a la campaña que busca minimizar el impacto del mal.

El viernes anterior se emitió una directriz a todos los jerarcas del sistema educativo como un llamado a la responsabilidad que compete a los educadores en su condición de guías y formadores de la sociedad costarricense.

Esta tarea, dijo Garnier, habrá de realizarse por medio de brigadas de docentes y estudiantes no solo dentro de las instalaciones y predios educativos, sino también en un radio de al menos 100 metros fuera de estos. Además, deberá repetirse en cado uno de los meses de setiembre, octubre y noviembre en el día y condiciones que definan los directores con su cuerpo docente.

Estamos en la época más lluviosa del año y se lucha para que no proliferen los criaderos del mosquito transmisor.
Estamos en la época más lluviosa del año y se lucha para que no proliferen los criaderos del mosquito transmisor.

Las brigadas deberán rellenar con tierra, cemento o arena los huecos de árboles, tapias y paredes , así como eliminar el agua estancada de recipientes como tarros y llantas en desuso, floreros y macetas, entre otros.

A partir de este primer operativo, indica la instrucción de Garnier, en cada centro educativo se conformarán equipos de vigilancia integrados también por docentes y estudiantes que semanalmente inspeccionarán las instalaciones para verificar que no hayan aparecido nuevos focos de posible contagio.

De igual manera, hizo un llamado a todos los educadores del país para que diariamente y hasta la finalización del curso lectivo, el 11 de diciembre, insistan ante sus estudiantes en la necesidad de llevar el mensaje preventivo a sus casas.

Garnier participará el próximo lunes, a partir de las 9 a. m. en las tareas programadas en el Liceo Napoleón Quesada, en Guadalupe.

El MEP dispuso de material de apoyo al docente en la página web www.mep.go.cr