CCSS comenzó ayer distribución de mercaptopurina en hospitales de capital

Por: Patricia Recio, Ángela Ávalos 5 noviembre, 2013

Desde ayer los pacientes con leucemia linfocítica pueden retirar el medicamento en la farmacia. En la foto, la del hospital México. | ARCHIVO/ALBERT MARÍN
Desde ayer los pacientes con leucemia linfocítica pueden retirar el medicamento en la farmacia. En la foto, la del hospital México. | ARCHIVO/ALBERT MARÍN

Los 94 enfermos de leucemia que esperaban desde hace más de un mes la mercaptopurina, ya la pueden empezar a retirar en las farmacias de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Desde las 6 a. m. de este lunes la Caja empezó la distribución del fármaco en los hospitales Nacional de Niños, San Juan de Dios, México y Calderón Guardia, todos en San José.

Este medicamento es requerido por 94 pacientes con cáncer en la sangre (leucemia), entre ellos un grupo importante de niños.

La Caja compró 60.000 tabletas con un costo cercano a los $208.000 y recibirá mediante una donación 50.000 tabletas más.

La mercaptopurina se usa para tratar la leucemia linfocítica aguda, un tipo de cáncer que se origina en los glóbulos blancos. Su efecto consiste en interrumpir el crecimiento de las células cancerosas.

Compra urgente Esta compra permitirá suplir las necesidades de los pacientes durante medio año.

El medicamento llegó al país el viernes anterior tras una adquisición de emergencia realizada por la Caja y para la cual recibió autorización del Ministerio de Salud .

Ese mismo día iniciaron los trámites de registro sanitario y las pruebas de calidad, informó la gerente de Logística de la CCSS, Dinorah Garro.

Ante el apremio para contar cuanto antes con el producto, la entidad envió equipos del Laboratorio de Normas y Control de Calidad al Almacén General para realizar pruebas organolépticas, lo que permitió su aprobación solo horas después.

Según la Caja, desde el sábado se hicieron los paquetes de distribución y este lunes a primera hora se empezaron a entregar a los hospitales Nacional de Niños, México, Calderón Guardia y San Juan de Dios.

El medicamento quedó agotado el mes pasado, luego de que los lotes adquiridos desde mayo no pasaron tres controles de calidad y tuvieron que ser desechados.

Etiquetado como: