En seis meses, el concesionario llevó dispositivos no vistos en últimos 14 años

Por: Ángela Ávalos 25 septiembre, 2014

La Universidad de Iberoamérica (Unibe) ha invertido $2 millones en compra de nuevos equipos desde que asumió la administración de los 36 Ebáis del este de San José, hace seis meses.

Cada uno de esos Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebáis) tiene electrocardiógrafo, oxímetros de pulso, laringoscopios y carros de paro totalmente equipados, lo cual aumenta su capacidad para la atención de emergencias.

Esos son solo algunos de los dispositivos a los cuales ahora tienen acceso los 176.000 asegurados de los cantones de La Unión, Curridabat y Montes de Oca.

Mientras la Universidad de Costa Rica (UCR) administró los servicios durante 14 años, los centros de salud no tuvieron acceso a esos aparatos o era muy limitado.

Este es el caso del electrocardiógrafo: solo había uno disponible para todas las áreas de salud, y estaba ubicado en un solo lugar.

Las listas de espera para un electrocardiograma (examen que registra la actividad eléctrica del corazón), estaban a dos años. Hoy, están a una semana, en promedio, informó Shirley Benavides Vindas, vicerrectora de la Unibe.

Esta universidad asumió la administración de los Ebáis del este el 15 de febrero anterior, luego de que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) le adjudicó un contrato por ¢4.900 millones anuales, que estará vigente cuatro años.

La UCR cobraba ¢8.000 millones al año por operar 45 centros con 455 personas. Empero, en tres años tuvo un déficit de ¢5.000 millones.

En los 36 Ebáis del este de San José hay nuevos equipos de odontología. Ayer, en el Ebáis de Montes de Oca se le hizo una limpieza a un paciente que prefirió no identificarse. | ALBERT MARÍN
En los 36 Ebáis del este de San José hay nuevos equipos de odontología. Ayer, en el Ebáis de Montes de Oca se le hizo una limpieza a un paciente que prefirió no identificarse. | ALBERT MARÍN

Refuerzo. La vicerrectora de la Unibe informó de que, desde febrero, se han dado 56.000 citas en los Ebáis de Montes de Oca, 56.000 en La Unión, y 68.000 en Curridabat.

“Se ha dado una atención con los mejores equipamientos y se renovó la infraestructura. La inversión ha sido importante y ha estado dirigida a tener la tecnología que el usuario merece”, dijo Benavides.

Uno de los servicios que más se ha reforzado es odontología, donde, además, se adquirieron dos unidades móviles para atender en escuelas y hogares de ancianos.

La actual directora médica del Área de Salud de Curridabat, Priscilla Carvajal, trabajó antes con la UCR. Según dijo, los pacientes pueden estar más seguros porque se mejoró la atención de urgencias.

No solo se han comprado equipos básicos que antes no tenían, dijo Carvajal. También se contrató un servicio privado de ambulancias para el traslado rápido a los hospitales cuando así se requiera.

Los pacientes consultados por La Nación se quejaron por la lentitud de los servicios, no así de la calidad de la atención médica. Los atrasos se deben a la introducción reciente del Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hace un balance positivo de estos primeros seis meses.

Rosa Climent es la coordinadora del equipo de fiscalización de compras de servicios de salud a terceros, de la gerencia médica de la CCSS. Según ella, a la Unibe se le ha llevado el pulso casi diariamente.

“El contrato se ha ido cumpliendo. Hacemos evaluaciones mensuales a través de la dirección regional. Se revisa que el recurso humano esté; revisamos equipamiento y la infraestructura, entre otros. No ha habido incumplimientos. Se les han girado recomendaciones, que han cumplido”.