En 26 años de existir en Costa Rica, el programa de tamizaje ha alcanzado 1,6 millones de niños; más de un millar fueron tratados por enfermedades

Por: Ángela Ávalos 4 mayo, 2016

El Programa de Tamizaje Neonatal que desarrolla el país desde 1990, será replicado en República Dominicana luego que este miércoles la Caja y la oficina de la Primera Dama de ese país suscribieran un convenio de cooperación.

Según informó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en un comunicado de prensa, el convenio procura asesoría y asistencia técnica para que el país caribeño desarrolle un programa de tamizaje neonatal similar al costarricense.

El acuerdo fue firmado por la primera dama de ese país, Cándida Montilla, y María Eugenia Villalta, gerenta médica de la Caja.

"Las entidades acordaron que la CCSS preste asesoría y asistencia técnica para la implementación, ejecución y seguimiento del Programa Nacional de Tamiz Neonatal y de Alto Riesgo en la República Dominicana, a través del Hospital Nacional de Niños Doctor Carlos Sáenz Herrera", informa la Caja.

María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS, destacó que este acuerdo es un reconocimiento al avance científico que ha tenido Costa Rica en el desarrollo de este programa que tiene una cobertura cercana al 100% de los recién nacidos.

En 26 años de existir, el programa ha tamizado a más de 1,6 millones de niños y niñas. Mediante esa prueba se pueden de detectar 29 enfermedades diferentes, entre ellas, fenilcetonuria, el jarabe de arce, el hipotiroidismo, fibrosis quística, citrulinemia, argininemia, homocistinuria y tirosinemi.

La prueba, que consiste en tomar una gota de sangre del pie del menor entre el tercer y el cuarto día de nacido, ha permitido detectar 1.021 neonatos con enfermedades metabólicas hereditarias, quienes se encuentran en tratamiento en el Hospital Nacional de Niños.

Los especialistas del Hospital Tony Facio reconocen que todavía hay debilidades en la atención inicial, tanto de la madre como del recién nacido. Esto se debe, entre muchas otras causas, a la falta de personal, equipo, espacio y capacitación adecuada. El año pasado, murieron 6 bebés menores de 1.000 gramos; también fallecieron 13 que pesaban menos de 2.500 gramos.
Los especialistas del Hospital Tony Facio reconocen que todavía hay debilidades en la atención inicial, tanto de la madre como del recién nacido. Esto se debe, entre muchas otras causas, a la falta de personal, equipo, espacio y capacitación adecuada. El año pasado, murieron 6 bebés menores de 1.000 gramos; también fallecieron 13 que pesaban menos de 2.500 gramos.

Según las autoridades de Salud, el tamizaje neonatal ha incidido en la reducción de la mortalidad infantil, que alcanzó su tasa más baja en toda la historia en el 2015: 7,76 fallecidos por cada mil nacidos vivos.

María Eugenia Villalta Bonilla dijo que este programa es uno de los más sólidos de la institución porque a los recién nacidos se les suministra el diagnóstico, el seguimiento, el tratamiento y hasta el consejo genético.

La Caja invierte anualmente en este programa unos ¢.1000 millones.