Recomiendan separar a siete altos funcionarios y la suspensión de la médica denunciante

Por: Daniela Cerdas E. 8 septiembre, 2015
La embarazada permanece bajo estricta vigilancia y cuidados en el Hospital México, en La Uruca. Alonso Tenorio
La embarazada permanece bajo estricta vigilancia y cuidados en el Hospital México, en La Uruca. Alonso Tenorio

Los diputados de la comisión investigadora de la crisis en el Hospital México recomendaron la destitución de siete jefes hospitalarios y de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), como responsables de la emergencia con cateterismo en aquel centro de salud.

En criterio de los legisladores, los incumplimientos de esos funcionarios provocaron los problemas de listas de espera para ese procedimiento de diagnóstico y las muertes de algunos pacientes.

Se trata del director del Hospital México, Douglas Montero: el jefe de Medicina, Carlos Chaverri; la gerenta de Infraestructura y Tecnología de la CCSS, Gabriela Murillo y Arturo Hernández Castañeda, auditor de la CCSS. Además, piden la destitución de la gerenta médica de la CCSS, María Eugenia Villalta, y de la exgerente médica, Rosa Clíment, quien actualmente coordina el equipo de fiscalización de contratos por terceros de servicios de salud de la Gerencia Médica de la Caja

Los diputados también solicitaron el cierre de la Unidad Técnica de Listas de Espera (UTLE) y el despido de su coordinador, Manuel Navarro Correa.

En el caso de Sofía Bogantes, l a jefa de Cardiología del Hospital México que denunció que la falta de cateterismos en este centro provocó la muerte a 141 pacientes, los legisladores pidieron suspenderla sin goce de salario oor ocho días y reubicarla de puesto. Ellos consideraron que, a pesar de haber hecho la denuncia, no ha realizado una buena administración del servicio de cardiología.

"Es demostrable que los problemas de mala gestión hospitalaria e imprudente manejo de listas de espera en el Hopsital México, especialmente en el servicio de cardiología no son resultado exclusivo de la falta de recusos, sino de otras condiciones que influyen dentro de la cadena de manda (gerente, direcciones, jfaturas) para que el servicio no se brinde en condiciones de oportunidad y calidad requeridas", explicaron los diputados.

Una de las principales conclusiones de los legisladores es que la injerencia política afecta gravemente en el nombramiento de los principales mandos gerenciales, direcciones y jefaturas de hospitalarios donde priva el "amiguismo".

"La falta de eficiencia, pericia y diligencia de parte de las autoridades de la Caja y del Hospital México dio al traste con una cadena de errores que ocasionó la emergencia con las listas de espera de cardiología del Hospital", mencionaron.

La comisión estuvo integrada por los diputados Jorge Rodríguez, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional; Marvin Atencio, del Partido Acción Ciudadana; Edgardo Araya y Jorge Arguedas, del Frente Amplio y Juan Marín de Liberación Nacional.