8 abril, 2014

Desde hace cuatro años estaba paralizada la investigación. | ALBERT MARÍN
Desde hace cuatro años estaba paralizada la investigación. | ALBERT MARÍN

En un hecho poco usual en el Congreso, los diputados rechazaron ayer en segundo debate (37 contra 15) el proyecto para regular las experimentaciones biomédicas, pero de inmediato el plenario conoció una moción tendiente a revisar la votación, que fue aprobada.

En la segunda votación en segundo y último debate, el plan sí fue avalado por la mayoría de los diputados presentes en el plenario. La votación final fue de 38 votos a favor y 14 en contra.

El proyecto ha tenido un largo recorrido legislativo desde que se presentó, en el 2010, luego de que la Sala Constitucional suspendiera esos estudios al anular el decreto que había emitido el Ministerio de Salud para regular la actividad.

Fue el propio tribunal constitucional el que determinó el 20 de marzo que el plan de ley no contenía ningún roce con la Carta Magna, lo cual impulsó su aval en primer debate.

En aquel momento, el médico Guillermo Rodríguez, presidente del Instituto Costarricense de Investigaciones Clínicas, afirmó que la aprobación del proyecto permitiría sacar a Costa Rica del “oscurantismo”, al ser el único país del mundo donde era prohibido realizar investigaciones de medicamentos en seres humanos.

Durante el tiempo en que Costa Rica estuvo apartada de la experimentación biomédica, el instituto graduó a un total de 700 investigadores latinoamericanos y chinos, en conjunto con la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, informó el doctor Rodríguez.

Ahora el proyecto deberá ser firmado por la presidenta de la República, Laura Chinchilla, para que se publique y rija como ley.